Despliega el menú
Nacional

JxCat decidirá si apoya a Sánchez tras hablar con los políticos presos

Torra se muestra partidario del 'no' a la investidura, aunque en el partido las posiciones están divididas.

Quim Torra en un acto de campaña en Gerona.
Quim Torra, en un acto de campaña en Gerona.
Efe

JxCat decidirá a finales de semana el sentido de su voto en el debate de investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez, después de visitar a los presos este jueves en la cárcel de Lledoners (Barcelona).

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha expresado este miércoles su apuesta por dar un "no" a Sánchez, pero en JxCat prosigue el debate, que se sitúa entre el rechazo y la abstención al líder del PSOE.

Fuentes de JxCat han indicado que la formación acabará de consensuar el sentido de voto en el debate de investidura después de la visita prevista para este jueves a Lledoners.

Allí, los principales dirigentes de JxCat conocerán la opinión de los presos Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, que fueron elegidos diputados del Congreso pero no podrán votar en el debate de investidura, que arranca el próximo lunes, porque fueron suspendidos.

Los presos expresaron hace semanas su inclinación por la abstención, posición en la que se situaría también el expresidente catalán Artur Mas, la cúpula del PDECat y el parlamentario en el Congreso Sergi Miquel, mientras que sus compañeros en la Cámara Baja Laura Borràs, Jaume Alonso Cuevillas y Miriam Nogueras abogan por el "no" a Sánchez.

Borràs y Cuevillas, pese a estar ahora en el Congreso, forman parte además de un grupo de diputados de JxCat en el Parlament que han consensuado un documento de propuestas que defiende el voto negativo a Pedro Sánchez.

Este documento han sido impulsado por los diputados de la cámara catalana próximos a la línea de Carles Puigdemont: Francesc de Dalmases, Aurora Madaula, Pep Riera, Pep Puig, Josep Costa y Sawla El Garbhi, además de Borràs y Cuevillas.

El texto reclama que no se facilite la investidura ni se dé apoyo a ningún Gobierno "en una escenario de represión y de negación del derecho a la autodeterminación", la misma línea que defiende Torra. 

En cuanto a la postura de Torra, este aboga por "votar no" a la investidura a menos que Pedro Sánchez "vuelva a la mesa del diálogo" con las fuerzas independentistas y "haga una propuesta para dar voz al pueblo de Cataluña".

En una carta abierta al presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la reelección, que ha publicado 'La Vanguardia', con el título "Le invito a mirar lejos", Torra propone a Sánchez "un entendimiento basado en el respeto escrupuloso de los derechos humanos, civiles y sociales, incluido el derecho a la autodeterminación".

"Si no es así -advierte Torra-, si continúa usted transitando este espacio que encalla, enfanga y criminaliza la voluntad política y democrática de los catalanes, desde mi punto de vista y de acuerdo con mi conciencia, no tiene ningún sentido darle una vez más el apoyo para renovar la presidencia y, por tanto, mi posición es votar no a su investidura la próxima semana".

Quim Torra, en cambio, reprocha a Pedro Sánchez que accediera a la presidencia del Gobierno "gracias a la mayoría de los diputados catalanes, de los grupos independentistas, en un gesto de generosidad y con un voto de confianza que no se ha visto compensado de ninguna manera".

"El balance es francamente muy negativo", considera Torra, y pone como ejemplo que "su llegada al Gobierno del Estado ha conllevado más represión política, nuevas causas abiertas en los juzgados a instancias de los abogados del Estado y de la Fiscalía, persecución ideológica a las acciones de gobierno en el extranjero o un control extraordinario de las cuentas de la Generalitat", entre otros reproches.

Torra estima que Sánchez puede tener ahora "la tentación de convocar otras elecciones para acabar de ganar unos cuantos votos más", pero le avisa que "llega un momento en el cual se debe anteponer el sentido de Estado a los intereses de partido".

Etiquetas
Comentarios