Despliega el menú
Nacional

españa

González y Aznar alertan de la falta de centralidad en la política española

Sin entrar a hablar de líderes o partidos concretos, ambos han destacado la necesidad de trabajar para llegar a consensos. 

González y Aznar, juntos piden la liberación de Leopoldo López
González y Aznar.
Atlas

Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar han coincidido este miércoles en alertar de la falta de centralidad y de objetivos compartidos en la política española y han criticado la situación actual con un Gobierno parado ante la falta de acuerdo para la investidura.

En su intervención en un debate sobre economía digital, ambos han lanzado reproches a los dirigentes políticos actuales, y mientras Aznar ha dicho que en este momento "la irresponsabilidad política es máxima", González ha apostado por mandarlos a todos al "rincón de pensar" como hacían los maestros en la escuela. A la salida de este encuentro, a preguntas de los periodistas, Felipe González ha respondido con un rotundo "todos" a la pregunta de quién tiene que hacer el viaje a la centralidad.

Sin entrar a hablar de líderes o partidos concretos, los dos expresidentes han subrayado, en este diálogo moderado por el exministro Eduardo Serra, la necesidad de que los principales partidos trabajen por llegar a consensos en cuestiones de relevancia y urgencia como la revolución digital de la que se habla en este foro.

"Ninguna de las grandes reformas que afronta el país se pueden hacer desde gobiernos que no consoliden mayorías", ha dicho Felipe González, quien ha aclarado que no se refiere a "gobiernos de amplia mayoría sino a políticas pactadas con consenso". El expresidente socialista ha señalado que con el bipartidismo se gobernaba buscando la centralidad pero el actual "pentapartidismo" sigue siendo "de bloques" que solo buscan el antagonismo, y de esa forma solo se "premia" a quienes están en los extremos

Aznar, por su parte, ha denunciado que "desde hace cinco años en España no se toma una decisión sobre una cuestión importante" y las que se han tomado han sido de "forma equivocada", y se ha preguntado cómo se van a poder tomar dichas decisiones "sin un Gobierno con una mayoría razonablemente constituida". Además, ha considerado que debería ser "posible tener objetivos comunes" y buscar los "espacios de centralidad" en los que hay que entenderse para "dedicarse a las cuestiones serias que los países necesitan". Pero "a falta de centralidad y de objetivos compartidos estamos jugando otros partiditos bastante menos interesantes", ha lamentado Aznar.

Ha sido un coloquio amistoso en el que ambos, que fueron acérrimos enemigos políticos, han bromeado sobre lo mucho que están de acuerdo ahora en numerosas cuestiones. Algo que ha quedado claro, sobre todo, cuando han hablado del momento político español.

González ha considerado que la inestabilidad política, por el momento, no ha afectado a la economía, que se ha "desacoplado de la dependencia del poder", aunque ha advertido que si la situación se prolonga generará una desconfianza que puede acabar pagándose cara.

Una advertencia similar a la que ha hecho Aznar cuando al hablar de la revolución digital subrayaba que España tiene buenas infraestructuras, como en la implantación de fibra óptica, pero carece de un organismo que analice y prepare al país para la citada revolución, que no se puede crear si no se dan las condiciones políticas para hacerlo.

El expresidente popular ha asegurado no haber visto "peor" momento en la política española, con la "hoguera de disparates" actuales y ante la desaparición de objetivos comunes, así como la continua falta de explicaciones por parte de los políticos sobre lo que quieren hacer o hacia dónde quieren dirigir el país. Y ha lamentado que la situación de parálisis afecte no solo al Gobierno central sino también hasta a tres comunidades autónomas en las que tampoco ha habido aún investidura: La Rioja, Murcia y Madrid.

En este coloquio que ha empezado siendo sobre el tema del foro -la economía digital- pero ha acabado muy pronto centrado en la política española, González y Aznar han tenido tiempo también de hablar de la situación europea.

El expresidente socialista ha advertido de que "cuando uno mira demasiado al suelo pierde el horizonte" y eso es algo que le ha pasado a la sociedad europea, que ha pasado demasiado tiempo "temerosa", mirando al suelo, y eso tiene que cambiar. Aznar, por su parte, ha subrayado la necesidad de preservar la Unión Europea y de "dotarla de objetivos más ambiciosos".

Etiquetas
Comentarios