Nacional

El papa invita al padre Ángel a oficiar junto a él una misa por los migrantes

El presidente de la ONG Mensajeros por la Paz ha denunciado la situación de los refugiados que llegan a Madrid.

El Papa Francisco durante la reunión para la protección de menores.
El Papa Francisco, en una imagen de archivo.
Efe

El papa Francisco ha invitado al presidente de la ONG Mensajeros por la Paz, el padre Ángel, a oficiar junto a él una eucaristía en la Basílica de San Pedro por todos los migrantes y refugiados, así como las por las personas que les ayudan.

Esta invitación llega seis años después de que el padre Ángel acompañara al pontífice a la isla de Lampedusa para poner de manifiesto ante el mundo "la globalización de la indiferencia" y el grito de "vergüenza" por el abandono a su suerte de centenares de migrantes a la deriva por el Mediterráneo, tal y como ha recordado en un comunicado esta ONG.

También visitaron juntos el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, como ejemplo de la preocupación del papa Francisco por las periferias y "los más olvidados por el mundo".

En este sentido, el padre Ángel ha denunciado la situación de los refugiados que llegan a Madrid debido a "la descoordinación y la improvisación de las instituciones públicas a la hora de afrontar este desafío" de las personas desplazadas.

Ha lamentado que cuando estas personas llegan a Madrid "no encuentran lugares adecuados para ser atendidos con dignidad", por lo que se ha sumado a la iniciativa de la Mesa por la Hospitalidad de la Iglesia de Madrid, donde el arzobispado del Cardenal Carlos Osoro se ha ofrecido a acoger e integrar a emigrantes y desplazados.

"Pido a las autoridades del Ayuntamiento y de la Comunidad que pongan a disposición de las iglesias y de las ONG los medios necesarios para esa acogida", ha reclamado el presidente de Mensajeros por la Paz.

Esta ONG dispone de un centro de acogida en El Pozo del Tío Raimundo (Madrid), que acoge a más de 30 familias (la mayoría venezolanas) y se les prepara para abrirse camino, solicitar sus papeles y buscar trabajo.

"No damos abasto, porque, aunque el problema es abordable, tanto nosotros como la Iglesia necesitamos el apoyo de las administraciones. Esta situación es una auténtica vergüenza para un país avanzado como España, para la Comunidad de Madrid y para el Ayuntamiento de la capital", ha denunciado el padre Ángel.

Etiquetas
Comentarios