Nacional

ola de calor

En estado grave un hombre de 48 años afectado en Navarra por la ola de calor

Mañana se espera un ligero descenso térmico aunque la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa de que las temperaturas seguirán por ahora en niveles altos.

Zaragoza soporta hoy temperaturas de hasta 40 grados
Varias personas de distintos puntos de España han sido afectadas por la ola de calor que acecha a toda la Península 
Aránzazu Navarro

La primera ola de calor del verano que afecta desde el miércoles a gran parte del país ha entrado este sábado en su recta final con un hombre de 48 años hospitalizado en estado grave en Erratxu (Navarra) y récords de temperaturas máximas y mínimas en Cataluña y Comunidad Valenciana.

Dos muertos y dos hospitalizados graves desde el miércoles son el balance provisional de la entrada de una masa de aire tórrido con la que se cierra junio, una situación meteorológica que comenzará a remitir mañana y está provocada por una burbuja que se mantiene sobre Europa occidental y que ha provocado que el aire se reseque y sobrecaliente este sábado por cuarta jornada consecutiva.

El episodio meteorológico en península y Baleares ha mantenido en alerta roja este sábado a varias zonas de Navarra, interior de País Vasco y alto Ebro, donde se han rebasado los 40 grados en Lleida (44), Zaragoza (42) y Pamplona (41), entre otros puntos.

Pero mañana llegará un descenso térmico generalizado para concluir estos días de calor extremo, aunque la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avisa de que las temperaturas seguirán por ahora en niveles altos, rozando los 42 grados en zonas del noreste peninsular, especialmente en el valle del Ebro; y los 38 grados en amplias áreas del centro e interior de la mitad sur.

Pese a las advertencias de beber mucho líquido y no salir en las horas más fuertes de sol, en lo que va de ola han perdido la vida dos personas: un joven de 17 años en Córdoba a causa de un golpe de calor que sufrió cuando estaba trabajando en el campo, y un hombre de 93 años en Valladolid que falleció a causa de otro golpe de calor cuando iba caminando por una céntrica calle de esta localidad.

A causa de las altas temperaturas también se encuentra hospitalizado en estado grave un hombre en Murcia, un varón de 50 ños que permanece estable pero grave en la UCI, según el último parte de hoy, después de haber sufrido este golpe de calor cuando estaba trabajando en una finca de Calasparra.

A este caso grave se ha sumado hoy el de Erratxu (Navarra), e igualmente este sábado ha trascendido el ingreso en la tarde de ayer de un hombre de 58 años en el Hospital del Valle de los Pedroches de Pozoblanco (Córdoba) con el mismo cuadro.

También un auxiliar forestal que intervenía en el dispositivo contra el incendio de la Ribera d'Ebre (Tarragona) tuvo que ser trasladado al hospital tras sufrir un golpe de calor.

Ante esta situación, el teléfono 061 en Cataluña ha atendido 123 llamadas relacionadas con la ola de calor, de las que un 72 % han requerido la movilización de un médico a domicilio o una ambulancia, mientras que el resto han sido atendidas telefónicamente, con consejos de salud y recomendaciones sanitarias.

En el País Vasco se han registrado desde el pasado miércoles 46 llamadas por mareos por largas estancias en la playa y exposición excesiva al sol, así como por trabajar en entornos calurosos o practicar deporte, mientras que 15 personas han sido trasladadas a centros de salud.

También en Navarra ha habido cuatro atenciones de urgencias en estos días de altas temperaturas por patologías asociadas al calor aunque no ha sido necesario ningún ingreso hospitalario.

En el día de hoy las temperaturas han dejado varios récord: los 43,8 de Alcarrás, marca histórica en junio en Cataluña; los 38,8 grados que marcaba a las 14 horas el observatorio provincial de Castellón, según la Aemet la temperatura más alta registrada en esa región en este mes desde 1911; y los 31,2 que anoche midió el Observatorio Fabra de la sierra de Collserola (Barcelona), la mínima más cálida del año en Cataluña.

En Zaragoza se han alcanzado máximas asfixiantes de 44 grados, máximas similares a las de la Ribera del Ebro y el sur y bajo Aragón, como también en la ribera navarra del río. Los Pirineos catalanes tampoco se han librado del calor.

Lo mismo han sufren este sábado los ciudadanos de Navarra y La Rioja en el área próxima al Ebro, donde se registran valores por encima de los 40 grados. De la ola de calor solo se salvan este fin de semana Canarias, Ceuta y Melilla, así como Galicia, Asturias y Cantabria

Etiquetas
Comentarios