Despliega el menú
Nacional

Tensión entre independentistas y comunes en el Parlament por pactos en Barcelona

Quim Torra ha arremetido contra los comunes por contemplar la posibilidad de que Ada Colau repita gracias a los votos del PSC y de Cs.

Quim Torra responde a una pregunta de Miquel Iceta.
Quim Torra responde a una pregunta de Miquel Iceta.
Efe

La tensión por los pactos en el Ayuntamiento de Barcelona se ha trasladado este jueves al Parlament, donde el presidente catalán, Quim Torra, y los grupos de JxCat y ERC han protagonizado diversos choques dialécticos con los comunes.

A dos días de la sesión constitutiva del nuevo plenario, en la que será elegida la persona que ocupará la alcaldía en los próximos cuatro años, el presidente de la Generalitat ha arremetido contra los comunes por contemplar la posibilidad de que Ada Colau repita gracias a los votos del PSC y del grupo municipal de Barcelona pel Canvi-Cs, que lidera Manuel Valls.

"¿Saben lo que significa el apoyo del señor Valls? ¿Saben lo que esto significará? Es el voto del establishment, del puente aéreo, de la casta", ha denunciado Torra, en la sesión de control en el pleno del Parlament.

"Ha llegado el tiempo de que ustedes decidan. Deben decirnos dónde están, dónde se sitúan ustedes, porque nos hemos perdido", ha planteado Torra, que ha apostillado: "¿Ustedes qué quieren: derechos o sillas?".

Según Torra, los comunes deben decidir si pactan con el alcaldable de ERC, Ernest Maragall, o aceptan los votos de Valls para que Colau siga siendo la alcaldesa de la capital catalana.

"Ustedes deciden: o escoger a quien ganó las elecciones y situarse en el bloque de la defensa de los derechos y libertades o escoger el pacto con Cs", ha remarcado.

Así ha contestado a la presidenta del grupo de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, que ha reclamado el cese de la portavoz del Govern, Meritxell Budó, por haber pedido una "respuesta de país" si Colau es investida gracias a los votos de Valls.

Albiach ha sostenido que "Cataluña merece un gobierno para toda la ciudadanía", que deje de lado los "frentismos" y apueste por "tejer grandes acuerdos", algo que con declaraciones como las de Budó "es imposible".

A su entender, Budó "se permitió hablar de una respuesta de país ante una situación de normalidad democrática como es que se forme una mayoría alternativa a la lista más votada".

En una línea parecida se ha expresado el presidente del grupo parlamentario de PSC-Units, Miquel Iceta, que ha advertido a Torra de que "tiene todo el derecho a defender" la independencia, pero no a "negar la catalanidad" de otros proyectos.

"Cualquier pacto libre entre fuerzas democráticas es legítimo y las previsiones de la ley electoral son de obligado cumplimiento", ha apuntado Iceta.

La tensión por los pactos en Barcelona se ha reproducido en el debate de la posterior comparecencia de Torra para hacer balance de su primer año de mandato.

El presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, ha acusado a los comunes de irse "con la derecha más rancia", con "la peor cara de la represión", al "abrazarse" a Cs en Barcelona.

"Hoy las sillas pesan más que la represión. La silla ha sido más importante que la venganza y el juicio. El acuerdo con Valls les perseguirá. Están dispuestos a pactar con el diablo", ha denunciado.

También el portavoz de JxCat, Albert Batet, les ha dirigido duras críticas: "Qué decepción, señores de los comunes. En qué se ha quedado el 15M".

Mientras tanto, la dirección de Barcelona en Comú defiende la opción de que Colau repita como alcaldesa gracias a un pacto de gobierno con el PSC y con los votos de Manuel Valls, ya que considera que lo más relevante es mantener la alcaldía para continuar aplicando políticas de cambio.

"La elección no es ERC o PSC, la elección es la alcaldía", ha subrayado Colau, que ha explicado los detalles de la consulta que Barcelona en Comú hará a sus casi 10.000 inscritos.

Etiquetas
Comentarios