Nacional

Valls y Collboni dicen a Colau que "tiene la pelota en el tejado" y esta insiste entre el acuerdo entre ERC y los socialistas

El candidato a la alcaldía de Barcelona asegura que en su candidatura no hay fisuras en su ofrecimiento a Colau.

Los partidos valoran los resultados de las elecciones autonómicas y municipales en España
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
Agencias

El candidato a la alcaldía de Barcelona con el apoyo de Ciudadanos, Manuel Valls, ha asegurado que no hay "fisuras" en su candidatura y que sus seis concejales acordaron ofrecerse "sin condiciones" a Ada Colau y al PSC para evitar tener un alcalde independentista, incluidos los tres que forman parte de Cs.

"Nosotros decidimos los seis, no tres. Somos seis concejales, que no está mal, y que podemos decidir o participar del futuro de la ciudad", ha expuesto en una entrevista en Catalunya Ràdio.

De este modo, el alcaldable ha querido acabar con las especulaciones sobre una posible división de opinión entre los tres concejales independientes de su candidatura -él, Celestino Corbacho y Eva Parera- y los tres que forman parte de Cs: María Luz Guilarte, Paco Sierra y Marilén Barceló.

"¿No hay ninguna fisura?", le ha preguntado la entrevistadora. "Ninguna", ha respondido él, que ha agregado que "lo decidimos juntos, estamos de acuerdo".

Al ser preguntado por si un eventual apoyo de estos seis concejales a un gobierno integrado por la alcaldesa y líder de los comunes, Ada Colau, y el socialista Jaume Collboni podría provocar una ruptura entre su candidatura y Cs, ha contestado: "No creo".

"La otra solución es Ernest Maragall, y no creo que ellos quieran un alcalde independentista. Entonces, las cosas son claras", ha continuado.

Valls ha subrayado que preferiría haber podido cerrar un acuerdo de gobierno con Jaume Collboni, pero ha recordado que esa alianza "no suma".

Así, habiendo solo dos opciones -un gobierno independentista capitaneado por Ernest Maragall (ERC) o facilitar una investidura de Colau-, su opinión es que hay que optar por "el mal menor", que a su juicio es que la actual alcaldesa siga al frente del consistorio.

Por su parte, el alcaldable del PSC por Barcelona, Jaume Collboni, ha instado a la alcaldesa y líder de los comunes, Ada Colau, a aclarar si quiere un gobierno "pro independencia" con ERC o si prefiere uno "pro Barcelona" con él: "La pelota está en el tejado de Colau y tiene que decidir", ha subrayado.

En declaraciones a Telecinco, Collboni ha defendido que la articulación de un gobierno que ponga la ciudad "por encima de todo" es "más factible que nunca" después de que Manuel Valls, el candidato a quien respalda Ciudadanos, se haya ofrecido a facilitar la investidura de Colau -en alianza con el PSC- sin pedir nada a cambio.

"Fue un gesto de responsabilidad y generosidad, y es de justicia y razonable agradecerlo", ha recalcado Collboni, que ha pedido a Colau que se posicione de forma "nítida" sobre esta posibilidad.

Para el socialista, un gobierno entre los comunes y los socialistas sería el que mejor representaría la voluntad que manifestaron los barceloneses en las urnas, donde el 26M votaron mayoritariamente a favor de opciones "progresistas" y no independentistas.

"Los resultados electorales del domingo indican que el 60 % de los barceloneses no votaron independentismo. De hecho, han bajado de 18 a 15 sobre 41", ha resuelto

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido que "dejen de intentar arrastrar" a los comunes a un pacto en clave nacional y ha insistido en que la mejor opción para la ciudad es un tripartito progresista con ERC y PSC: "Que sea imposible en absoluto está escrito en ninguna parte", ha afirmado.

"No permitiré que Barcelona se supedite al independentismo o al antiindependentismo, ni a los intereses de partido", ha avisado en declaraciones a TV3.

Colau ha defendido que su prioridad es una alianza con ERC y PSC, y ha recordado que republicanos y socialistas están pactando "en muchas ciudades" del territorio catalán, y ya han gobernado juntos durante cuatro años en el área metropolitana de Barcelona.

Por este motivo, ha considerado que es factible que ententes de estas características se puedan trasladar al ayuntamiento de la capital catalana, y ha pedido "paciencia" porque "las conversaciones acaban de empezar".

Sobre la oferta de Manuel Valls, que ha puesto sus seis concejales a disposición de facilitar una eventual investidura de Colau para que gobiernen comunes y socialistas, la líder de Barcelona en Comú ha admitido que le ha "sorprendido".

No obstante, ha subrayado que el 26-M "más del 60 por ciento de los barceloneses votaron fuerzas progresistas y de izquierda", por lo que, a su entender, los acuerdos se tienen que hacer en clave ideológica, y no por mayorías partidarias o contrarias a la independencia de Cataluña.

"Queremos hablar de Barcelona y de proyecto de ciudad (...) Lo ideal sería, en función de los resultados que ha habido, que los acuerdos sean lo más amplios y estables posibles; y lo lógico es que sean de fuerzas de izquierda, que somos la mayoría más amplia", ha resuelto.

Etiquetas
Comentarios