Despliega el menú
Nacional

debate de investidura psoe

ERC sugiere ahora que facilitará la investidura de Sánchez mientras el PP descarta su abstención

Junqueras recalca que su partido en ningún caso permitirá que la extrema derecha llegue al poder.

Junqueras y Romeva, el sábado, en una videoconferencia en un acto de ERC en Sant Vicent del Horts.
Junqueras y Romeva, el sábado, en una videoconferencia en un acto de ERC en Sant Vicent del Horts.
A. ESTÉVEZ/EFE

Esquerra Republicana, pese al encontronazo con los socialistas por Miquel Iceta, va a facilitar la investidura dePedro Sánchez. Su líder, Oriol Junqueras, evitó el sábado decir si será con un voto favorable o con una abstención, pero lo que sí garantizó es que sus quince diputados "ni por acción ni por omisión" van a permitir "un gobierno de extrema derecha o con derechas cada vez más extremas". Tampoco, añadieron fuentes parlamentarias republicanas, van a permitir que se produzca una repetición de las elecciones generales.

Este respaldo no convence a Pablo Casado, que remarcó este sábado en un acto electoral en Málaga que prefiere que el líder del PSOE supere el debate de investidura y sea reelegido presidente del Gobierno con la colaboración de Ciudadanos. Lo que no va a hacer es atender a los cantos de sirena que provienen de la Moncloa y de las filas socialistas para que sea su partido el que se abstenga. El PP, insistió, "no se va a dejar enredar" en la estrategia de Sánchez porque está convencido de que ya tiene orquestada su investidura con Unidas Podemos y Esquerra Republicana.

"No critico –apuntó– que Ciudadanos apoye o se abstenga en la investidura de Sánchez, lo prefiero a una repetición electoral o a un Gobierno de Podemos y Esquerra". Pero al mismo tiempo que instaba a colaborar a Ciudadanos, al que definió como partido "pomelo, naranja por fuera y rojo por dentro", consideró que era "hipócrita" pedir la ayuda de su partido para ese trámite parlamentario. "El PP por ahí no va a pasar". En las filas populares recuerdan que Sánchez abanderó hace tres años en el PSOE el "no es no" a la investidura de Rajoy.

Por su parte, Gabriel Rufián dijo que el veto de su partido al primer secretario del PSC para que fuera elegido senador por el Parlamento catalán era "un chubasco" que no iba a marcar las relaciones entre Esquerra y el PSOE. Junqueras concedió este sábado una entrevista por vía telemática a la agencia catalana ACN y confirmó que esa es la intención de su formación. Aunque pidió no hacer "especulaciones" en torno al sentido del voto de Esquerra en la investidura, porque dependerá del resultado de las negociaciones que se abrirán tras las elecciones del domingo. En todo caso, apuntó que no contempla otro presidente del Gobierno que no sea Sánchez y garantizó que su partido no pondrá trabas para que así sea.

Desconfianza

El líder de Esquerra anunció que confía en hablar este martes, durante el pleno de constitución del Congreso, con el presidente del Gobierno. Será en todo caso una conversación informal, porque el Supremo no ha autorizado, ni a Junqueras ni a los otros tres diputados, Josep Rull, Jordi Sànchez y Jordi Turull, a mantener reuniones políticas ni hacer declaraciones a los medios de comunicación. El líder republicano sí tendrá libertad de movimientos en el hemiciclo y podrá acercarse al escaño de Sánchez.

Fuentes republicanas señalan que aún no han comenzado a hablar con los socialistas de la investidura, pero también adelantan que no la van a torpedear. Explican que el veto a Iceta fue un aviso de que Sánchez o el PSOE no pueden tomar decisiones que afecten a Esquerra sin consultarles antes, pero que no fue un gesto de ruptura ni un anticipo de su posición en la investidura. En las difíciles relaciones que mantiene el PSOE con las fuerzas independentistas, el diálogo siempre ha sido más fluido con Esquerra que con el partido de Carles Puigdemont. JxCat está instalado en "el no permanente", subrayan en el entorno del líder socialista.

El sentido del voto de Esquerra, añadieron, va a depender de la disponibilidad al diálogo que muestre el presidente del Gobierno, pero también de cuestiones tácticas, como los apoyos que tenga para la investidura, debate y votación que se prevé para la primera quincena de julio. Los republicanos, insisten, no contemplan otro escenario que la investidura de Sánchez.

En Esquerra esperan que la abstención sea suficiente si el PSOE se asegura el respaldo de los 42 diputados de Unidas Podemos, los seis del PNV, los dos de Coalición Canaria, y los de Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria. Sumados a los 123 socialistas alcanzan los 175 votos favorables, a uno de la mayoría absoluta e insuficiente, por tanto, para sacar adelante la investidura en la primera votación, pero suficiente en la segunda, en la que se exigen más ‘síes’ que ‘noes’ y en la que, en teoría, se produciría la abstención de ERC.

Los socialistas, sin embargo, no se fían. El que fuera todopoderoso dirigente del PSC y ahora diputado en el Congreso, José Zaragoza, escribió este sábado en su cuenta de Twitter que los republicanos "se opusieron al Estatut. Se opusieron a convocar elecciones –el 27 de octubre de 2017–. Se opusieron a los Presupuestos de Pedro Sánchez. Vetan a Iceta. Los diputados de ERC no quieren diálogo. Viven del conflicto. Sometidos a Puigdemont". En definitiva, añadió, "no son de fiar".

Sánchez y plana mayor socialista comparten lo de la escasa fiabilidad visto lo ocurrido con los Presupuestos y con Iceta, pero no dan por rotas las relaciones. El ministro José Luis Ábalos dijo el sábado en la localidad vizcaína de Portugalete que, a pesar de "la vergüenza y la cacicada" cometida con el líder del PSC, su partido no va a renunciar "ni al diálogo ni al acuerdo".

Pero ni en la Moncloa ni en Ferraz creen que la investidura peligre. La actitud de Esquerra es una de las variantes en juego, pero no es la imprescindible. Si la facilitan, bienvenida, pero el PSOE no va a buscar con desespero su respaldo o la abstención.

Etiquetas
Comentarios