Despliega el menú
Nacional

Echenique, a la última fila del Congreso por la falta de accesibilidad

El secretario de Organización de Podemos no podrá sentarse junto a Pablo Iglesias e Irene Montero, ya que el Salón de Plenos no está completamente adaptado para personas de movilidad reducida.

Pablo Echenique.
Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos.
Oliver Duch

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, no podrá sentarse en el Congreso junto a Pablo Iglesias e Irene Montero, ya que el Salón de Plenos no está completamente adaptado para personas de movilidad reducida. Salvo los asientos de la última fila, todas los demás requieren transitar las estrechas escaleras que delimitan los tres tercios. Por ello, Echenique pasará a estar en la última fila del hemiciclo, en el gallinero, llamado así de manera coloquial.

No es el primer diputado con discapacidad física, pero sí el primero que forma parte de la cúpula de su partido y al que, por tanto, le correspondería sentarse junto al resto de la cúpula, en uno de los asientos más visibles del hemiciclo. Así, para compartir análisis o estrategias durante las sesiones con Echenique, Iglesias tendrá que optar por desplazarse hasta el gallinero o mantener contacto telemático pese a encontrarse bajo el mismo techo.

Además, el secretario de Organización de la formación morada tampoco podrá acceder a la tribuna de presidencia, donde se encuentra la tribuna de oradores, por no estar habilitada para las personas con problemas de movilidad. Con esto se añade otra limitación para Echenique: las votaciones en urna, dado que ésta se coloca en la zona de la presidencia. La solución que viene utilizando la Cámara en estos casos es que el presidente del Congreso se traslada al gallinero a recoger en mano el voto del diputado que no se puede desplazar hasta la urna.

Desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) explican que la llegada de diputados con discapacidad al Pleno, "forzó" a la Cámara a dar una respuesta para no excluir ni discriminar a sus miembros con discapacidad" y mejoró su "accesibilidad" pero advierten también del mantenimiento de "serios inconvenientes" para la accesibilidad. "El Congreso no ha culminado todas las actuaciones necesarias para que pueda considerarse un entorno universalmente accesible", denuncian. Subrayan, además, esté comité viene trasladando al Congreso "desde hace años" sus exigencias y que la Cámara les ha solicitado "sugerencias y pautas técnicas para hacer accesible la tribuna, conciliando accesibilidad y respeto al patrimonio histórico" para lo que tienen previsto iniciar una "auditoría". "Esperamos que el Congreso muy pronto resuelva todas sus deficiencias de accesibilidad, y dé ejemplo de que cumple con celo y en tiempo las Leyes que dicta", confían.

Etiquetas
Comentarios