Nacional

política económica, fiscal y empleo

El PP y el PSOE rivalizan en ponerse la medalla de la creación de empleo

Casado se lanzó a atacar al PSOE y recibió las mayores críticas de Rivera; Iglesias se desdibuja.

Los dos líderes debatieron con datos diferentes las políticas de impuestos y empleo.
Los dos líderes debatieron con datos diferentes las políticas de impuestos y empleo.
REUTERS TV

Impuestos y empleo fueron los dos ejes del debate económico, en el que no se hizo mención ni de la deuda ni del déficit público. Mientras Pablo Casado pretendía colocar la medalla del empleo al PP, Pedro Sánchez defendió sus medidas contra la precariedad. Pero en el debate se deslizaron datos retorcidos.

Pablo Casado afirmó que cuando Pedro Sánchez convocó elecciones se destruían 6.800 empleos al día mientras que cuando gobernaba el PP se creaban 7.900 empleos al día. Lo cierto es que, según los datos de afiliación a la Seguridad Social, en febrero el número de afiliados era de 18.846.671, lo que supone 532.204 empleos más que en febrero de 2018 y 116.042 más que en enero de 2019. Tampoco en marzo los datos dan la razón a Casado ya que se alcanzaron los 19 millones de afiliados, 541.490 más que un año antes. Si nos vamos a los datos de la Encuesta de Población Activa, en el último trimestre de 2018 había 566.000 ocupados más que un año antes.

El PP también creó empleo a partir de 2014, una media de 460.000 empleos al año. Por eso, Casado prometió ayer crear dos millones de empleos en los próximos cuatro años, pero eso dependerá del crecimiento económico y en estos momentos nos encontramos en medio de una desaceleración, que es más fuerte en Europa que en España, pero de la que no quedaremos al margen. El candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, pronunció la frase más contundente del debate económico al dirigirse a Casado: "El milagro económico del PP está en la cárcel". Claro que ya lo había dicho la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el debate de los presupuestos en el Congreso.

En el área de impuestos es donde las diferencias quedaron más claras. El PP quiere que el tipo máximo en el Impuesto sobre Sociedades quede por debajo del 20%, que es el tipo mínimo que quiere imponer Unidas Podemos a los bancos. El PP también propone reducir el tipo marginal máximo por debajo del 40%. Pero eso dice poco si no concreta cómo quedaría el resto de la tarifa progresiva del IRPF. Sánchez prefirió recordar las medidas aprobadas en sus ‘viernes sociales’. Iglesias reclamó para su partido la medalla de la subida del salario mínimo.

Etiquetas
Comentarios