Despliega el menú
Nacional

debate en rtve

Subir o bajar impuestos, eje del bloque económico del debate electoral en RTVE

La política fiscal de PSOE y Unidas Podemos, a favor de un sistema más redistributivo, y la de PP y Cs, partidaria de bajar impuestos y de erradicar algunos, se ha colocado en el centro del debate económico.

Debate electoral en RTVE
Debate electoral en RTVE
Agencias

La política fiscal de PSOE y Unidas Podemos, a favor de un sistema más redistributivo en el que se dé prioridad a la justicia social, y la de PP y Ciudadanos, partidaria de bajar impuestos y de erradicar algunos, como el de Sucesiones, se ha colocado en el centro del debate económico que emite este lunes RTVE.

Ha comenzado esta primera parte del debate electoral el aspirante del PP, Pablo Casado, para anunciar un compromiso de creación de dos millones de puestos de trabajo durante la próxima legislatura, en el caso de que llegue al Palacio de La Moncloa.

Y para avanzar la "mayor revolución fiscal de la historia", que consistirá, entre otras iniciativas, en suprimir los impuestos de Sucesiones, de Donaciones o de Actos Jurídicos Documentados y en "bonificar el ahorro".

No ha eludido las críticas a la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno durante estos diez meses, y le ha reprochado que se haya beneficiado de una recaudación de 26.000 millones de euros gracias a las reformas del Ejecutivo de Mariano Rajoy, y pese a ello, ha dicho, buscó pactar unos Presupuestos "comunistas".

Ha añadido el líder del PP que cuando el candidato socialista llegó a la Presidencia del Gobierno se creaban al día 8.000 empleos, pero ahora, según sus números, se crean 6.800.

Sánchez ha sido el primero en recordar la incidencia de la corrupción en la economía española, pero acto seguido ha insistido en que el principal problema ahora en España es la desigualdad.

La apuesta de su Gobierno ha sido revertir la tendencia que consagró, a su juicio, la gestión de Mariano Rajoy, y ha sido posible mediante la aprobación de reales decretos leyes en los llamados "viernes sociales".

Igualmente, Sánchez ha reprobado la propuesta fiscal del PP porque equivale al déficit que actualmente tiene la Seguridad Social, de 18.000 millones de euros.

El candidato de Ciudadanos ha abogado por emprender las reformas que ni el PP ni el PSOE han acometido cuando ocuparon gobiernos. Un pacto educativo, hacer los contratos indefinidos o reforzar la protección de los autónomos son otras de sus prioridades.

Para Rivera, y en este terreno ha pasado a censurar la gestión de Sánchez, los únicos a los que ha ido bien con el Gobierno socialista son los "500 enchufados" que, ha precisado, dirigen empresas públicas.

El aspirante de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha enarbolado la Constitución para defender un modelo fiscal basado en la proporcionalidad, de modo que aporten más quienes más tienen, y ha demandado que el próximo Gobierno exija a los bancos devolver los 60.000 millones que les prestaron los ciudadanos.

Se han producido lances más agresivos, como cuando Rivera ha aconsejado a los ciudadanos que "se guarden la cartera" si gobiernan Sánchez e Iglesias porque irán "a saco", o como cuando Casado ha declarado que "si entra el PSOE por la puerta, el empleo sale por la ventana".

"Detector de verdades" ha reclamado Sánchez ante las intervenciones de "la derecha", en tanto que Iglesias ha afeado al candidato del PSOE que se apropie de la subida del Salario Mínimo Interprofesional.

El líder de Ciudadanos ha destacado, además, en referencia a Casado, que "el milagro económico del PP está en la cárcel".

Etiquetas
Comentarios