Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El Rey del Cachopo podría haber tenido un cómplice que le ayudó a quemar los restos de la joven asesinada

Un testigo asegura que vio salir de la nave de Madrid a un varón cuya descripción no coincide con la de César Román.

El Rey del Cachopo junto Heidi Paz.
César Román y Heidi Paz.
Atlas

Una persona que no coincide con la descripción de César Román, el Rey del Cachopo, podría haber tratado de quemar las pruebas que identificaban el torso escondido en la maleta como el de la joven Heidi Paz. Según publica 'El Español, el conserje de una finca cercana habría observado a un hombre de aproximadamente 40 años y 1,70 de estatura y que llevaba ropa de trabajo marrón salir del número 3 de la calle de Sebastián Gómez de Madrid.

Al parecer, este individuo podría ser quien trató de quemar las prótesis mamarias y un colgante de la joven. Su descripción no coincide con la del principal acusado, por lo que ahora se abren tres posibles posibilidades: que el testigo se equivoque en su declaración, que el Rey del Cachopo sea en realidad inocente o que contara con un cómplice.

El hombre fue descrito por el testigo como "un varón de unos 40 años aproximadamente, de 1,70 de estatura, complexión normal, pelo corto de color castaño y ropa de trabajo de color marrón oscuro, siendo los pantalones los típicos con bolsillos laterales a la altura de media pierna". Además, aseguró que portaba una mochila negra.

El conserje ha asegurado asimismo que sobre las 13.00 vio a este hombre echar el cierre del local "con llave", por lo que todos los indicios apuntan a que es la persona que prendió el fuego. El testigo interpeló entonces a este individuo para preguntarle por el humo y "este le dijo que estaba soldando unos tubos y que una chispa había quemado unos palés, pero que ya estaba controlado". Según la declaración, esta persona se marcho inmediatamente después y con actitud sosegada en dirección contraria a la que llevaba antes de ser parado. Finalmente, como el humo no cesaba decidieron llamar a los bomberos.

El hecho de que cerrara la puerta de la nave con llave también es un punto importante en la declaración del testigo, ya que, según aseguraron anteriormente los propietarios de esta, la única persona que tenía una copia de la llave es el Rey del Cachopo.

Este nuevo testimonio resulta clave en el desarrollo de la investigación y aporta nuevas incógnitas sobre qué pasó realmente en torno al asesinato de la joven Heidi.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión