Despliega el menú
Nacional

Los líderes comienzan a llegar a Buenos Aires para el G20

Donald Trump, Emmanuele Macron, Theresa May o Pedro Sánchez son algunos de los que ya han aterrizado en suelo argentino.

Los líderes comienzan a llegar a Buenos Aires para la cumbre del G20
Los líderes comienzan a llegar a Buenos Aires para la cumbre del G20
Agencias

Los primeros líderes mundiales ya han comenzado a llegar a Buenos Aires para participar en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno del G20, que tendrá lugar en un centro de convenciones de la ciudad entre este viernes y mañana sábado. Donald Trump, Emmanuele Macron, Theresa May o Pedro Sánchez son algunos de los que ya han aterrizado en suelo argentino, mientras, Merkel has tenido que retrasar su viaje debido a unas incidencias sufridas durante el vuelo. 

Los mandatarios de Canadá, Corea del Sur, Turquía, Ruanda, India, Italia y los altos representantes de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional llegaron la mañana de este jueves. El primero de ellos en pisar suelo argentino fue el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, que aterrizó junto a su delegación en el Aeroparque Jorge Newbery de la capital.

Pedro Sánchez

Esta es la primera cumbre a la que asiste el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, y en ella pretende lanzar un mensaje en defensa del empleo digno y la igualdad de género.

El avión de la Fuerza Aérea Española en el que viajaron Sánchez y el resto de su delegación aterrizó en el aeropuerto bonaerense de Ezeiza a las 20.00  (23:00 GMT).

El jefe del Ejecutivo español inicia su agenda este viernes desplazándose al Centro Costa Salguero, lugar en el que se desarrollará la cumbre y en el que será recibido por el presidente argentino, Mauricio Macri.

Sánchez estará acompañado por la ministra de Economía, Nadia Calviño, quien llegó horas antes a la capital argentina para participar en reuniones previas con el fin de ultimar la cita de los jefes de Estado y de Gobierno del G20.

En esta ocasión no ha viajado junto al presidente del Gobierno su esposa, Begoña Gómez, aunque existe una agenda específica para los cónyuges de los líderes asistentes a la cumbre.

Sánchez expondrá como asuntos prioritarios en sus intervenciones ante el resto de líderes el crecimiento y la estabilidad económica, el empleo digno y de calidad, la igualdad de género, la transición ecológica, la fiscalidad, las migraciones y la lucha contra la corrupción.

Diversas fuentes señalan que también aprovechará para mantener algún contacto con dirigentes con los que aún no ha coincidido en otros eventos.

Así, prevé reunirse, entre otros, con el primer ministro indio, Narendra Modi, y con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

También se verá con el presidente argentino y anfitrión de la cumbre, con quien ya mantuvo una entrevista en Nueva York el pasado mes de septiembre al coincidir en la apertura del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea de la ONU, y con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, con el que ha tenido ya varias entrevistas.

Asimismo, Sánchez coincidirá con el príncipe saudí y deberá decidir si evita o no el saludo con él días después de las críticas de diversos partidos al rey Juan Carlos por haberle saludado el pasado domingo en Abu Dabi al encontrarse en la carrera que allí se disputó para el Mundial de Fórmula Uno.

Donald Trump

El presidente de EE. UU., Donald Trump, aterrizó a las 22.14 del jueves (3.14 GMT del viernes) en el aeropuerto internacional Ministro Pisarini de Buenos Aires y unos diez minutos después descendió del avión Air Force One de la mano de su esposa, Melania.

Le recibieron el ministro de Exteriores argentino, Jorge Faurie, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.

El mandatario viajó acompañado, además de por la primera dama, por su hija y asesora, Ivanka Trump, y su yerno y asesor, Jared Kushner; además de por el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, entre otros.

Trump permanecerá en Buenos Aires hasta la noche del sábado, justo después de culminar una cena de trabajo con el presidente chino, Xi Jinping, en la que ambos podrían alcanzar un acuerdo para frenar la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"Estamos muy cerca de hacer algo con China, pero no sé si quiero hacerlo", aseguró hoy Trump antes de abandonar la Casa Blanca.

"Creo que China quiere llegar a un acuerdo, y estoy abierto, pero francamente, me gusta el acuerdo que tenemos ahora", agregó.

Trump también se reunirá este viernes con el presidente argentino, Mauricio Macri, y se espera que participe además en la firma del renovado acuerdo comercial entre EE. UU., México y Canadá, conocido como T-MEC.

Otros líderes con los que conversará en privado serán la canciller alemana, Angela Merkel; los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe, y de la India, Narendra Modi; y los presidentes surcoreano, Moon Jae-in, y turco, Recep Tayyip Erdogan.

El mandatario canceló  la reunión que tenía previsto celebrar el sábado con su homólogo ruso, Vladímir Putin, debido a las detenciones de buques ucranianos por parte de Moscú en el mar Negro.

Los últimos en llegar

Los últimos en arribar a la capital argentina fueron la primera ministra de Reino Unido, Theresa May; el de Japón, Shinzo Abe; y el de Australia, Scott Morrison, después de que a lo largo del miércoles y jueves fueran aterrizando los aviones del grueso de los asistentes a la cumbre del grupo que integran los países desarrollados y emergentes. El presidente chino, Xi Jinping, también llego la noche del jueves, y fue recibido por el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales.

La visita de May cobra especial relevancia por ser la primera vez que un primer ministro británico pisa Buenos Aires desde la guerra que enfrentó a los dos países en 1982, por la soberanía de las islas Malvinas, que ganaron los ingleses.

La única vez que un jefe de Gobierno británico había visitado Argentina con anterioridad fue en 2001, cuando el entonces líder Tony Blair estuvo en Puerto Iguazú, al norte del país.

Falta la llegada, esta madrugada, del primer ministro holandés, Mark Rutte; del presidente de Chile, Sebastián Piñera -su país es invitado a la reunión por Argentina- y del presidente ruso, Vladímir Putin, en la mañana del viernes.

La canciller alemana, Angela Merkel, no llegará a la hora prevista por haberse visto obligada a hacer una escala en Colonia (Alemania) cuando viajaba a Buenos Aires por un problema técnico en su avión.

Mauricio Macri

"Estamos por empezar esta maratón que va a durar casi 4 días. Recibiendo a los líderes más importantes del mundo, todos juntos a la misma vez y mismo lugar, algo que nunca pasó en nuestro país", expresó el presidente argentino y anfitrión de la cita, Mauricio Macri, en un vídeo en las redes sociales.

Según añadió Macri, espera que los invitados se lleven "una buena impresión" que les abra "aún más" el interés por participar en el "proceso de crecimiento" del país.

Ésta es la primera vez que el grupo de las 20 economías más desarrolladas y emergentes del mundo reúne a sus líderes en Sudamérica, y Argentina quiere llegar a acuerdos sobre el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible.

Etiquetas
Comentarios