Despliega el menú
Nacional

España, "perpleja" con el Reino Unido por el retraso

"Podemos entender que haya que respetar ciertos protocolos de identificación pero hay que tener en cuenta la situación de la familia, que no está muy lejos de ser inhumana", ha afirmado Dastis.

Un español, desaparecido tras los ataques en London Bridge
Un español, desaparecido tras los ataques en London Bridge

Casi cuatro días después de los atentados de Londres, la familia de Ignacio Echeverría ha logrado saber que está entre los ocho fallecidosuna tardanza que el Gobierno y las fuerzas de seguridad españolas ven con "perplejidad" y asombro.

"Podemos entender que haya que respetar ciertos protocolos de identificación pero hay que tener en cuenta la situación de la familia, que no está muy lejos de ser inhumana", ha afirmado desde Moscú el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis.

A pesar de que las autoridades británicas disponían desde el lunes de huellas, ADN y datos dentales del joven español, nada se ha sabido hasta este miércoles  su paradero, una situación que ha causado estupor entre las fuerzas de seguridad españolas, que no entendían la demora.

Fuentes policiales consultadas muestran su asombro por que la familia de Echeverría haya estado cuatro días sin recibir ninguna información y de que las autoridades británicas se limiten a pedirles "24 o 48 horas" más de plazo para ofrecerles información, algo que podría haber estado resuelto hace días.

"No se puede tener a una familia esperando un milagro. Es vejatorio", afirma un policía que considera que el protocolo británico deja "en muy mal lugar" al Reino Unido después de un atentado dramático, pero cuya complejidad no es equiparable a la de otros perpetrados en otros países, incluida España, o a los de accidentes aéreos.

Los protocolos, explica un guardia civil, tienen que existir pero tienen que generar el "mínimo sufrimiento" a las familias y más cuando, como en este caso, se trata de identificar un cuerpo entre pocos cadáveres.

El reconocimiento visual es la clave, apuntan los investigadores consultados, ya que en España lo primero que se hubiera hecho en un caso parecido habría sido permitir a algún familiar reconocer el cuerpo.

Una vez se hace esta identificación no oficial, el resultado del cotejo de huellas y el ADN verifican con totales garantías la identidad de un fallecido, explica un policía que recuerda que en el caso de Ignacio Echeverría existen además testimonios de testigos que han podido dar detalles del lugar o de su vestimenta.

Reino Unido cuenta con un protocolo inverso

Sin embargo, Reino Unido cuenta con un protocolo inverso, ya que el último paso es la identificación por parte de los familiares antes del cotejo de huellas y ADN.

También ha hablado de este tema la portavoz de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, Dolores Delgado, quien ha dicho desconocer los motivos por los que las autoridades británicas han tardado tanto en informar sobre la situación de Echeverría y ha recordado que, tras un atentado, un pilar fundamental de la actuación es el cuidado de las víctimas.

En este sentido, Dastis ha trasladado la "perplejidad" e incomprensión del Gobierno por la tardanza del Reino Unido a la hora de encontrar al español y ha explicado que la familia (que está en Londres) vive una situación de "zozobra".

Estaba en el lugar del ataque

Ignacio Echeverría, vecino de Las Rozas (Madrid) y residente en la capital británica desde hace más de un año, fue visto por última vez en el puente de Londres, uno de los lugares de los ataques, en los que murieron ocho personas (este miércoles se ha encontrado en el Támesis el cadáver de un ciudadano francés) y otro medio centenar resultaron heridas.

Según explicó la familia, el madrileño había estado patinando cerca del lugar de uno de los atentados con varios amigos cuando presenció cómo un atacante se abalanzaba contra una mujer.

Los amigos que iban con él dicen que el joven se enfrentó a uno de los tres terroristas que estaba apuñalando a una mujer, con el monopatín en el que se desplazaba por la capital inglesa como único arma, lo que pudo costarle la vida.

Otro español, herido leve

Respecto al español que resultó herido, Alejandro Martínez, el ministro del Interior ha dicho que se encuentra "muy estable", que puede hablar porque dispone de móvil y que, aunque desconoce cuándo será dado de alta en el hospital donde está ingresado, su evolución es muy buena.

Etiquetas
Comentarios