Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

El fiscal del caso Palau critica el "esquema mental" que identificó a CDC con Generalitat

Emilio Sánchez Ulled ha presentado la segunda parte de sus informes finales de este juicio.

El fiscal Anticorrupción, Emilio Sánchez Ulled.
El fiscal atribuye a un círculo sociopolítico complaciente el expolio del Palau
Efe

El fiscal Emilio Sánchez Ulled ha cargado este martes contra el "esquema mental" que identificaba a CDC con la Generalitat en su presunta financiación ilícita a través del Palau de la Música, una trama que cree que el extesorero Daniel Osàcar no organizó "solo", sino que era "el gatillo de la pistola".

En la segunda parte de sus informes finales del juicio del Palau de la Música, que empezó a exponer este lunes, el fiscal Anticorrupción ha dedicado este martes casi cuatro horas a desgranar los numerosos indicios que en su opinión prueban que el Palau de la Música era la "cañería" con la que la constructora Ferrovial hacía llegar a CDC comisiones ilícitas a cambio de la adjudicación de obras pública.

Emilio Sánchez Ulled ha arrancado su informe exhibiendo uno de los documentos incautados en el registro del Palau -"cócteles perfectos", los ha definido- que alude a Ferrovial, a adjudicaciones de obras y a pagos del 4%, 2,5% de ellos destinados a "la Generalitat".

"Todos los elementos están prácticamente contenidos en ese documento", ha añadido el fiscal, que ha esgrimido sus términos para denunciar el "esquema mental" que en su opinión subyace tras la financiación ilegal de CDC: "tomar la parte por el todo y el todo por la parte", concretamente el partido por la Generalitat.

Sánchez Ulled ha expuesto ante la sala decenas de documentos incautados en los ordenadores del Palau de la Música que a su juicio demuestran la existencia de un "conglomerado criminal" en el que la entidad era la "cañería por la que transitaba el dinero de Ferrovial" en comisiones ilícitas a CDC, enmascaradas en patrocinios culturales.

El fiscal se ha mostrado convencido de que el extesorero de CDC Daniel Osàcar, para quien pide ocho años de cárcel, no pudo "organizar solo" la trama de presunto cobro de comisiones de Ferrovial, pero ha justificado que sea el único dirigente convergente al que acusa por la supuesta financiación ilegal.

"Es indudable el papel protagonista y principal de Osàcar en el gatillo de la pistola, pero no es toda la pistola, y por eso lo tengo en el banquillo", ha mantenido Sánchez Ulled, que ha insistido en que con esas palabras no está disparando "una salva al aire".

En ese sentido, ha precisado que no le gustan "las acusaciones por acusar", por lo que en el caso del Palau de la Música se ha quedado con lo que ha podido "sostener con fundamento", sin que se le caiga "la cara de vergüenza".

No obstante, el fiscal ha apuntado que le parece "curioso" que el exgerente de CDC y ahora diputado de JxS Germà Gordó se reuniera con los exresponsables del Palau de la Música en 2005 en el Hotel Diplomatic de Barcelona, cuando el partido estaba aún sin tesorero tras la muerte de Carles Torrent.

Según el fiscal, esa reunión tuvo lugar un mes después de la muerte de Carles Torrent, que hasta entonces cree que se había encargado de cobrar las presuntas comisiones de la constructora Ferrovial y negociar el montante de las mismas, por lo que tras su fallecimiento "hubo un impasse en las finanzas del partido", hasta que fue nombrado tesorero Daniel Osàcar.

El fiscal ha calificado de "curioso" que mientras hubo ese 'impasse' acudiera a la reunión con Millet el propio Gordó, "que en aquel momento era responsable organizativo del partido", acompañado de los "buenos oficios" del histórico exdiputado convergente Jaume Camps.

Emilio Sánchez Ulled ha reconocido que no ha acusado a los responsables de adjudicar las obras sospechosas a la constructora Ferrovial por "razones de prudencia", dado que no estaba "en condiciones de afirmar que fueran arbitrarias", aunque en su opinión sí que fueron "teledirigidas y retribuidas con dinero" a través de comisiones ilícitas.

"Es un planteamiento técnico que gustará más o menos, pero es el que sostengo", ha añadido el fiscal, que ha reconocido que en apariencia las adjudicaciones a Ferrovial no eran arbitrarias, como tampoco lo habría sido concederlas a otras grandes constructoras que también competían y cuyas diferencias eran "mínimas".

"Pero que no sea arbitrario no quiere decir que responda al interés público y a la libre concurrencia", ha añadido Sánchez Ulled, que cree que precisamente porque "tan razonable" era dar la adjudicación a uno o a otro se le acabó concediendo "al que nos engrasa".

El fiscal ha aprovechado sus informes para lanzar un dardo a Daniel Osàcar por afirmar, en su declaración ante el tribunal, que los 630.000 euros que la fundación Trias Fargas, afín a CDC, recibió del Palau de la Música mediante convenios anuales de subvención perseguían fomentar la cultura catalana para que en las fiestas mayores "no pusieran solo música andaluza" y que así no se "olvidaran" las sardanas, las corales y los "esbarts dansaires" (grupos de bailes catalanes tradicionales).

La afirmación de Osàcar le ha parecido al fiscal "insultante" y "un reflejo de un mecanismo étnico-mental muy particular. Me parece propio de una película..., en fin", ha apuntado, sin terminar la frase.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión