Nacional
Suscríbete por 1€

"He visto al Sergio Morate de siempre, sin una lágrima", asegura su amigo rumano

Istvan Horvath ha asistido al careo para esclarecer hasta qué punto el rumano sabía del crimen.

Istvan Horvath, el amigo rumano de Sergio Morate
Istvan Horvath, el amigo rumano de Sergio Morate
Efe

"Indiferente, inconsciente, sin una lágrima, el Sergio de siempre", así describió el rumano Istvan Horvath a su amigo Sergio Morate, principal sospechoso del doble crimen de Cuenca.

Ambos se vieron las caras en la Fiscalía de Lugoj (oeste de Rumanía) en un careo destinado a esclarecer hasta qué punto el rumano sabía del supuesto crimen cometido por Morate en España, donde es sospechoso de matar a las dos chicas de Cuenca.

La fiscalía expresó sus dudas sobre la versión de Horvath, quien asegura que no sabía nada cuando alojó a su amigo en su casa, donde fue detenido el pasado jueves. "He visto al mismo Sergio de siempre, indiferente, inconsciente, ni una lágrima", manifestó Horvath en declaraciones a la prensa, tras el careo con Morate y ser interrogado por la fiscalía.

Con la cabeza agachada y acompañado de fuertes medidas de seguridad, Sergio Morate, de 29 años, fue llevado a la dependencias de la fiscalía de Lugoj para el careo con su amigo.

En el camino entre el vehículo policial hasta la entrada a la fiscalía, el supuesto asesino se negó a contestar a las reiteradas preguntas de los periodistas que le aguardaban en el lugar.

El que sí habló después del encuentro fue Horvath, al que el sospechoso había conocido en una cárcel española hace unos años y quien dijo sentirse "traicionado" por Morate.

"Yo no tuve nada que ver, se lo digo a mis amigos de Cuenca. Que Sergio pague por lo suyo", señaló en declaraciones a la prensa.

Añadió que no sintió ningún tipo de arrepentimiento de parte de Morate y que éste no fijó su mirada en él en ningún momento.

"Él me pidió perdón el primer día (por lo sucedido), pero hoy no me dijo nada. Estoy en (libertad) condicional y una tontería me podría joder la vida. Confío en ser inocente, voy a seguir trabajando y a seguir con mi vida", indicó Horvath, de 29 años, quien acaba de ser padre junto a su esposa venezolana.

Preguntado por una posible confesión de Morate, quien le habría dicho "la cagué", Horvath señaló que no se interesó más por este comentario "porque (Sergio) siempre la caga".

Ante el pasado violento de Morate hacia las mujeres, el rumano manifestó: "No tolero la violencia contra la mujer, no aguanto ver a un hombre maltratando a una mujer".

El rumano agregó también que conocía bien a Marina, una de las dos supuestas víctimas de Morate y exnovia de éste. "Soy muy amigo de Marina, nos llevábamos muy bien y lo sabe todo el mundo", dijo ante la prensa.

A pesar de las afirmaciones de Horvath, quien insiste en su inocencia, los fiscales rumanos no parecen estar convencidos.

"No creo que haya ningún ciudadano español que no sepa hoy en día cómo llegar hasta Rumanía", aseguró en rueda de prensa el fiscal jefe de Lugoj, Dan Tatar.

"Es sospechoso que se desplazara hasta Hungría y que entraran (a Rumanía) por carreteras secundarias", señaló Tatar, quien añadió que Horvath pagó además 200 euros por el alquiler de un estudio para Morate.

"Se encontraron el (lunes) 10 de agosto y llegaron a Rumanía el 11 (martes) de agosto, a las 17.00 hora rumana (15.00 GMT), alojó al español y le facilitó un apartamento en Lugoj", precisó el fiscal.Tendrá que pasar el polígrafo

Para tener algo más de certeza sobre un posible encubrimiento del crimen de Cuenca, Horvath deberá pasar una prueba de polígrafo para detectar si miente o no.

Asimismo, la Fiscalía rumana ha pedido la autorización de un juez para investigar las tarjetas de telefonía móvil de ambos y averiguar así la secuencia de mensajes que se intercambiaron desde que el presunto asesino huyera de España.

Mientras, la orden de extradición a España sigue en proceso de tramitación en la Corte de Apelación de Timisoara.

La Fiscalía no pudo especificar si estará lista antes de la siguiente audiencia, prevista para el próximo 28 de agosto.

Por otra parte, el Seat Ibiza verde del presunto autor del crimen sigue bajo custodia de la policía rumana, que espera la llegada de un equipo criminalista de España para estudiar el vehículo.

Como principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes de Cuenca, Morate permanece en prisión provisional en Timisoara.

Sergio Morate se encuentra en prisión provisional en Rumanía, después de declararse inocente ante un Tribunal de este país del asesinato de Laura del Hoyo, de 24 años, y Marina Okarynska, de 26, cuyos cuerpos fueron encontrados el miércoles en un río de Cuenca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión