Despliega el menú
Nacional

España ha evitado que 50 presuntos yihadistas se desplacen a zonas de conflicto

109 personas han viajado desde España a la Yihad. 10 han vuelto y 5 están en prisión.

El ministro del interior en su visita a la localidad de Buñuel este martes
El ministro del interior en su visita a la localidad de Buñuel este martes
EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado este martes que, con la operación de Badalona (Barcelona), en lo que va de año han sido detenidos en España 29 presuntos yihadistas, con lo que se ha evitado "cuando menos" que fueran a zonas de conflicto en torno a 50 combatientes extranjeros.

En declaraciones a los periodistas durante su visita a la localidad navarra de Buñuel, el ministro ha precisado que, en estos momentos, se calcula en 109 las personas que se han desplazado a combatir a zonas de conflicto para integrarse en grupos terroristas.

De ellas han retornado a España una decena, la mitad de las cuales están en prisión. Con la otra mitad, ha dicho, "se está haciendo el trabajo que las leyes nos encomiendan".

Para "poner en valor" estas cifras, Fernández Díaz ha explicado que países europeos con los que España se puede comparar, como Francia, Reino Unido o Alemania, "cuentan por centenares, e incluso más de mil, los desplazados a zonas de conflicto" "y por muchas decenas, e incluso más de un centenar, los retornados".

Mientras, en España son 109 los desplazados y una decena los retornados, ha subrayado el ministro, quien ha agregado que, en lo que va de legislatura, han sido detenidos 103 presuntos yihadistas.

La operación de Barcelona, en la que han sido detenidos dos hermanos de 16 años y sus padres, todos ellos de origen marroquí, se ha desarrollado con la "absoluta cooperación" del rey de Marruecos, con cuyos servicios las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado español han trabajado "tanto a nivel operativo como de inteligencia".

"Porque es evidente que esta red estaba íntimamente ligada con Marruecos y desde allí captaban, adoctrinaban y facilitaban el desplazamiento a la zona de conflicto", ha señalado.

Al incidir en que solamente han retornado a España una decena de presuntos yihadistas, el ministro ha especificado que, en cuanto a los restantes, unos permanecen en dichas zonas y otros han fallecido en el conflicto.

También ha valorado la labor desarrollada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y se ha mostrado convencido de que España "está haciendo sus deberes".

Tras comentar que eso "no quiere decir que otros no lo hagan", el ministro ha sostenido que España ha tenido que hacer "de la necesidad virtud".

"Pocos países como España han sufrido tan intensamente y durante tanto tiempo el zarpazo del terrorismo", ha agregado para recordar que, durante décadas, fue el de ETA, también el del Grapo, y que el 11 de marzo de 2004 "sufrimos el mayor atentado terrorista yihadista de la historia de Europa".

Según ha señalado, de la necesidad de hacer frente a esa amenaza terrorista "tan intensa" durante tanto tiempo, España "ha hecho la virtud de especializarse en la lucha antiterrorista".

De esa forma, España "es un país seguro en general, sin que eso quiera decir que está exenta de riesgo", porque, ha advertido, "ningún país está en esos momentos fuera del riesgo de atentado", y "la seguridad cien por cien no existe".

Etiquetas