Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Consulta soberanista en Cataluña

CiU y ERC esperan la adhesión de otros grupos tras retirar la referencia al Estado propio

El Parlamento catalán admite a trámite las cuatro propuestas para celebrar una consulta.

Artur Mas y Oriol Junqueras
Mas: "Es la operación de más envergadura en tres siglos"
EFE

Tras la retirada de la referencia al Estado propio en su propuesta de Declaración de Soberanía, CiU y ERC esperan la adhesión de PSC, ICV-EUiA y la CUP. Además, el Parlamento catalán ha admitido a trámite las cuatro propuestas (la de CiU-ERC, la del PSC, la de ICV-EUiA y la de la CUP) para celebrar dicha consulta soberanista. 

La Mesa del Parlamento catalán y la Junta de Portavoces han aprobado la admisión a trámite de las cuatro declaraciones para celebrar una consulta que se han presentado en el Parlamento: la de CiU-ERC, la del PSC, la de ICV-EUiA y la de la CUP.

Así se abre el plazo de seis días, que finaliza el próximo lunes a las 9.30, para que los cinco grupos parlamentarios negocien enmiendas a sus respectivos textos, y todos se han abierto a pactar que en el pleno del 23 de enero solo llegue un texto consensuado por todos.

Así, CiU y ERC, después de registrar su propuesta de resolución, que apuesta por que los catalanes decidan su futuro colectivo, retirando la referencia al Estado propio, esperan la adhesión de PSC, ICV-EUiA y la CUP.

A través de declaraciones en los pasillos de la cámara del portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, y de la de ERC, Marta Rovira, ambas formaciones llaman a "todos los demócratas" favorables al derecho a decidir a seguir negociando para alcanzar el máximo consenso posible en la declaración de soberanía que llevarán al pleno del Parlamento catalán del 23 de enero.

Al margen de la propuesta CiU-ERC, que mantiene que Cataluña "es un sujeto político y jurídico soberano", el resto de formaciones han presentado las suyas con sus respectivas propuestas. Tras la retirada del concepto Estado propio, el redactado de la propuesta CiU-ERC, reza: 'El Parlament acuerda hacer efectivo el derecho a decidir para que los ciudadanos de Cataluña puedan decidir su futuro político colectivo'.

En el texto anterior, defendían la 'soberanía democrática del pueblo de Cataluña como sujeto político y jurídico, iniciando el proceso para hacer efectivo el derecho a decidir como plasmación del derecho a la autodeterminación de los pueblos, y hacer efectiva la voluntad de constituir Cataluña en un nuevo Estado europeo'.

Esto provocó el rechazo del resto de formaciones, sobre todo del PSC, por lo que CiU y ERC se mostraron abiertas a modificarla para ampliar el consenso, voluntad que Turull y Rovira han reiterado este martes.

Según Turull, el documento inicial era un borrador que han redefinido centrándose "mucho más en el ejercicio del derecho a decidir como el instrumento de país para decidir su futuro colectivo", con independencia del que defiendan unos partidos u otros.

"Recogemos la sensibilidad de las diferentes formaciones, con un vocabulario en que todos se puedan sentir cómodos, evitando expresiones que alguien pueda utilizar como excusa para decir que es incompatible con lo que defienden", ha recalcado.

Para Rovira, la declaración registrada refuerza el concepto del derecho a decidir para escoger "libremente el futuro político del país, que no puede ser otro de lo que manifestado por la gente" en las elecciones autonómicas.

A su juicio, Cataluña debe emprender su propio camino después de que éste "no haya encontrado salida en todos los intentos de encaje con el Estado", por lo que ha reivindicado la legitimidad del pueblo catalán para ejercer el derecho a decidir.

En declaraciones a Catalunya Radio, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha destacado que la renuncia a aludir al Estado propio en la declaración soberanista es un "esfuerzo para englobar partidos" y tener más apoyos para aprobar el documento que los actuales.

No obstante, ha apostado por que el PSC se sume a la declaración para conseguir una mayoría "ultracualificada", pero ha advertido de que para ERC la presencia de los socialistas catalanes no es indispensable.

El PSC cree que reconocen "errores" con el cambio

El PSC aprecia que los cambios que han introducido CiU y ERC en su propuesta de Declaración de Soberanía supone un "reconocimiento" de que ambos partidos habían cometido errores en la redacción del texto.

"Ha habido una marcha atrás, y no quiero hablar en nombre de otros, pero se demuestra que no se habían hecho las cosas bien", asegura en declaraciones desde el Parlamento catalán el portavoz socialista en la Cámara, Maurici Lucena.

Asimismo, recuerda que en la propuesta inicial había "preceptos que colisionan frontalmente con la legislación vigente. No sabemos si es un error o forma parte de una estrategia política", asegura el socialista.

Según Lucena, lo que se debería hacer es trabajar junto a un grupo de juristas para comprobar "qué posibilidades hay" para que dentro del marco legal vigente, la actual Constitución, pueda celebrarse una consulta en la que participen los catalanes.

Por su parte, la diputada socialista y dirigente del PSC, Carme Chacón, rechaza la moción soberanista registrada en el Parlament por CiU y ERC y aboga por una reforma de la Constitución que haga de España un Estado Federal. Tras insistir en que el PSC está dispuesto a "dialogar siempre", ha señalado que "ahora mismo" ese texto "deja claro dónde están" nacionalistas y republicanos y que los socialistas no les van "a seguir".

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha destacado que si el líder de UDC, Josep Antoni Duran, trasladara a los 13 diputados del partido en el Parlamento catalán que votaran contra la declaración soberanista, el acuerdo CiU-ERC "quedaría sin efecto y el proceso de independencia también".

Según ella, Duran tiene en sus manos revertir la situación y que los diputados democristianos "voten en contra" del texto, ha dicho en los desayunos de la Fundación Empresarial Nexo. "Ya no valen excusas ni ambigüedades. No se puede tener un discurso en Madrid y otro en Cataluña", ha añadido.

Ha destacado que el PSCtiene un "papel clave", porque la declaración de soberanía que se debatirá el 23 de enero en el Parlament se hace en un contexto de acuerdo CiU-ERC y con un Gobierno dispuesto a la ruptura.

Al pedírsele que valorara que se haya retirado del texto el concepto de 'Estado Propio', ha afirmado que se debe a que "si CiU, que sigue el guión de ERC, no hubiese suavizado sus palabras, toda Cataluña y toda España visualizaría la fotografía del fracaso de Mas".

Así, ha destacado que esta rebaja en el tono del discurso soberanista puede deberse a que CiU no quiere salir "en la foto sólo de la mano de los independentistas, sino con el resto de grupos, y que Mas puede presentarse ante el Rey o ante el presidente del Gobierno y decirle que hay una resolución del Parlament de la mayoría de las fuerzas".

Por el contrario, ICV-EUiA considera que son necesarios más gestos por parte de CiU y ERC en la declaración de soberanía, y defiende un acuerdo "a cinco" que también incluya a PSC y CUP.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento catalán, la portavoz de ICV-EUiA, Dolors Camats, asegura que es necesario intensificar el diálogo, y aboga porque CiU, ERC, ICV-EUiA, CUP y PSC sigan trabajando durante los próximos días para alcanzar un "acuerdo amplio" aunque no hay ningún encuentro previsto en la agenda.

"Creemos que es posible un consenso de los cinco grupos", señala Camats, destacando la potencia que tendría el hecho de que en el primer pleno ordinario de la X Legislatura, hubiese a un pacto entre estos cinco partidos.

Según Camats, en la aprobación de la declaración de soberanía que reivindica una consulta de autodeterminación, debe haber una "mayoría más amplia" de la que forman CiU y ERC y les ha pedido proseguir en el diálogo, valorando positivamente los cambios que se han introducido en relación al primer borrador del texto.

Etiquetas