Despliega el menú
Nacional

Cataluña

CiU apostará por la consulta a pesar del resultado

El líder de CiU ha apelado a la "corresponsabilidad" de otras fuerzas para mantener al mismo tiempo el "proceso" y la gobernabilidad.

Artur Mas, en un momento de su comparecencia.
Mas seguirá con la consulta pese a que el resto de partidos le ven debilitado
EFE

El líder de CiU y presidente catalán en funciones, Artur Mas, ha afirmado este domingo que piensa seguir adelante con su proyecto de celebrar una consulta soberanista, aunque la liga a la estabilidad parlamentaria para gestionar el día a día, a pesar de que la mayoría de partidos catalanes le ven debilitado.

Mas ha dicho esta noche que, en primera instancia, abrirá un periodo de reflexión tras el bajón electoral obtenido, pues ha perdido nada menos que 12 escaños, un varapalo si se tiene en cuenta que fue él quien decidió adelantar los comicios tras solo dos años de gobierno, una decisión con la que quería una "mayoría excepcional" que no ha logrado.

Desde el balcón del hotel Majestic, sede electoral de CiU, Mas se ha reafirmado en que su proyecto de convocar una consulta soberanista "sigue adelante" pese a que los resultados electorales le debilitan para liderarlo, y ha apelado a la "corresponsabilidad" de otras fuerzas para mantener al mismo tiempo el "proceso" y la gobernabilidad, un guiño que ha sido interpretado que iba para ERC.

Mas ha reconocido que ha quedado lejos de la mayoría excepcional que quería, pero ha asegurado que no se arrepiente de haber convocado anticipadamente las elecciones, porque había que comprobar si las movilizaciones de la calle se trasladaban en las urnas.

"Ha sido una buena decisión -convocar elecciones-, más allá de si ha perjudicado a unas fuerzas o ha beneficiado a otras; era importante saber dónde estábamos como país", ha manifestado el candidato de CiU y presidente catalán en funciones.

El que será por primera vez líder de la oposición si no pacta el Gobierno con CiU, Oriol Junqueras, presidente de Esquerra, ha expresado su "alegría difícil de disimular" por el resultado conseguido por su partido (21 diputados), pero también ha admitido su "mucha preocupación por la situación del país" y de sus ciudadanos.

Junqueras se ha mostrado dispuesto a hablar con CiU como fuerza mayoritaria en estas elecciones, pero también con el resto de partidos, para concretar qué "objetivos compartidos" es posible impulsar de forma conjunta.

Según ha indicado Junqueras en una rueda de prensa, "habrá que ver en los próximos días cómo se posicionan" CiU y el resto de fuerzas políticas "alrededor de los objetivos que se ha marcado ERC y que han sido avalados por muchos ciudadanos de Cataluña, y a partir de ahí, estudiaremos las coincidencias y concreciones que se puedan producir".

En una comparecencia en la sede electoral de ERC, Junqueras ha hecho constar que "el proceso hacia la independencia de Cataluña ha salido claramente reforzado" porque los ciudadanos han confiado en los partidos que son más explícitamente soberanistas.

Por su parte, el candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha admitido que el resultado de las catalanas, el peor del socialismo catalán en su historia, no es el que deseaba el partido, pero ha recordado que 20 diputados y segunda fuerza en votos es "mucho mejor" que lo que señalaban las encuestas, por lo que ha descartado presentar su dimisión.

Navarro ha subrayado que "la voluntad del pueblo" en estos comicios no ha sido la que Mas había pedido, en referencia al lema electoral de CiU.

"Nosotros estábamos en un momento complicado, de reencuentro con la sociedad. En unas elecciones con tanta tensión, es posible que haya costado hacer llegar nuestro mensaje de sensatez. Por eso tenemos que continuar trabajando e intensificar la comunicación con la sociedad", ha esgrimido Navarro.

Si bien los socialistas han logrado su peor resultado, el PPC de Alicia Sánchez-Camacho ha logrado su récord en unas catalanas, con 19 diputados, uno más que en la última legislatura.

Sánchez-Camacho ha presentado a CiU y PSC como los "grandes perdedores" de estos comicios por su "fracaso" y ha remarcado que Mas ha sido "desautorizado" por los catalanes y por ello le ha pedido que "abandone el posicionamiento separatista" adoptado.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, se ve legitimado por su lado para construir una alternativa de izquierdas con el "gran resultado" que ha obtenido la coalición ecosocialista y ha constatado que, "hoy más que nunca, Cataluña, ni de lejos, es CiU",

Herrera ha celebrado los 13 diputados que ha obtenido su formación -frente a los 10 de que disponían-, los mejores resultados de la historia, así como el retroceso de CiU y ha instado a los partidos de izquierda a no facilitar la investidura de Mas.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha celebrado que su partido haya logrado grupo parlamentario propio con nueve escaños y ha exigido a Mas que dimita de su cargo tras su "fracaso estrepitoso" porque, de no hacerlo, presentará una moción de censura.

Por otro lado, mientras Solidaritat ha quedado fuera del Parlament, la Candidatura d'Unitat Popular, de orientación marxista, ha entrado por primera vez en el Parlamento con tres escaños.

Etiquetas