Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

UN SUEÑO CUMPLIDO

El año que España ganó el Mundial

La selección española hizo realidad el sueño de todos los amantes del fútbol en este país al proclamarse campeones del mundo en el campeonato disputado en Sudáfrica.

Jugadores de la selección celebran el gol de Pujol en la semifinal España-Alemania
Hacienda se frota las manos ante el posible triunfo de la Roja en el Mundial de Sudáfrica
JUAN CARLOS CÁRDENAS/EFE

La selección española de fútbol coronó por vez primera en su historia la cima mundial con el título logrado en Sudáfrica, algo que también logró a nivel de clubes en Abu Dabi el Internazionale de Milán, que sumó su quinto título del año.

'La Roja', como ya es conocido en todo el mundo el combinado nacional español después de que lo acuñara Luis Aragonés a su llegada al cargo en 2004, refrendó en el primer mundial celebrado en África las buenas maneras y excelentes cualidades de juego ya exhibidas en la Eurocopa de Austria y Suiza 2006, donde también se alzó con el triunfo. España, esta vez bajo el mando de Vicente del Bosque, se colgó en su camiseta la estrella mundialista con sufrimiento.

En el aspecto individual, el mundial de Sudáfrica 2010 bautizó al uruguayo Diego Forlán como 'Balón de Oro' (Mejor Jugador, galardón muy discutido); a Iker Casillas como 'Guante de Oro' (Mejor Guardameta); al alemán Thomas Mueller, con 5 tantos, como 'Bota de Oro' (Máximo Goleador), en virtud de haber dado más asistencia de gol que el español David Villa, el holandés Wesley Sneijder y Forlán, que marcaron los mismos tantos que él.

Como anécdota, el penalti fallado por el ghanés Asamoah Gyan en el descuento de la prórroga ante Uruguay, que hubiera supuesto la presencia de un combinado africano por primera vez en semifinales (después perdieron en la tanda de penaltis).

Inter y Barça hacen el mejor juego

A nivel de clubes, el Inter de Milán, dirigido por José Mourinho hasta el mes de junio, logró ganar la liga, copa y supercopa italianas, la Champions League y el Mundial de clubes, ya en el mes de diciembre, dirigido entonces por Rafa Benítez. A punto estuvo de lograr la gesta del Barcelona de Guardiola de la temporada anterior, consiguiendo seis títulos de seis posibles. Como estrellas del equipo, brillaron Sneijder, Eto'o, Diego Milito, Maicom y Zanetti, entre otros grandes jugadores.

En la liga española, el Barcelona fue campeón de Liga y Supercopa, merced a un estilo de fútbol académico y de gran estética, con Leo Messi, Xavi e Iniesta al frente, junto al Sevilla, ganador de la Copa del Rey, fueron los grandes triunfadores del fútbol español en 2010. Acaparó además los premios individuales (Messi fue pichichi y Valdés Zamora), se hizo con el campeonato liguero por delante del Real Madrid del chileno Manuel Pellegrini, pero nadie habría vaticinado que, sumando 99 puntos, se tendría que esperar a la última jornada para cantar el alirón.

El título de Liga fue, más que nunca, cosa de dos. Barcelona y Real Madrid aventajaron al tercer clasificado, el Valencia, en 28 y 25 puntos, respectivamente, algo que puso de manifiesto la clara superioridad de ambos conjuntos sobre el resto.

Claroscuros en el fútbol aragonés

El Real Zaragoza ha vivido un mal año. Empezó en puestos de descenso y vivió en enero una revolución total en la plantilla, fichando a siete jugadores y dando de baja a otros tantos. Incluso llegó a hacer una mini pretemporada en Canarias, en pleno invierno. Llegó Gay al banquillo a mitad de liga y, con la ayuda de los fichajes, logró salvar al equipo.

Sin embargo, la temporada 2010-11 empezó mal y el conjunto blanquillo terminará el 2010 como colista, con tan solo una victoria lograda en las 16 primeras jornadas de liga. Además de la floja plantilla y su falta de compromiso, la enorme deuda que acumula el club, de más de 100 millones de euros, la crisis abierta entre el presidente Agapito Iglesias y la sociedad zaragocista, con el gran desencanto de la afición y los jugadores veteranos, pintan mal el futuro zaragocista.

Por su parte, la Sociedad Deportiva Huesca, convertida en S.A.D. y con el respaldo económico del patrocinio de la CAI, logró mantenerse en Segunda División, disputando en la presente su tercera temporada consecutiva en la categoría de plata. La llegada de Onésimo al banquillo y el constante cambio de jugadores no ha logrado que el conjunto azulgrana despliegue un gran juego, pero sí están serviendo para competir con esfuerzo y trabajo duro.

Además, este año llegó una gran noticia para el fútbol aragonés: El regreso de equipos aragoneses a la Segunda División B. El CD Teruel volvió a la categoría de bronce del fútbol español después de 20 años. Dirigido por Ramón María Calderé, logró el título de Tercera Divisón por segunda vez en su historia y termina el año en octava posición, a tan solo cinco puntos y con aspiraciones reales a acercarse a meterse en los puestos de ascenso.

No subió solo el Teruel, sino que La Muela logró un éxito sin precedentes, llegando a Segunda B, logrando cuatro ascensos en seis temporadas, desde su refundación en 2004. A pesar de vivir actualmente una profunda crisis económica, que le han dejado al borde de la quiebra y con una plantilla a la que no puede pagar, el equipo dirigido por Gori Silva compite dignamente en la categoría, terminando el año en 12ª posición del grupo II y con cinco puntos por encima de los puestos de descenso.

Etiquetas