Despliega el menú
Motor

motor

Así es Ami: el microcoche eléctrico llamado a revolucionar las calles

España tendrá que esperar a finales de año para ver en circulación este nuevo diseño de Citroën.

El nuevo Ami, de Citroën.
El nuevo Ami, de Citroën.
Citroën

La movilidad urbana está en plena transformación, ahora si cabe más, y Citroën está dispuesta a ser una referencia con el Ami, un vehículo eléctrico diferente y accesible para todos. Vamos a analizar sus claves.

Ideal para la ciudad

Mide solo 2,41 metros de largo y 1,39 de ancho (menos que un Smart Fortwo, para tener una referencia), lo que le aporta una agilidad y maniobrabilidad impresionantes. Dentro tiene espacio para dos personas, y a pesar del tamaño disponen de un buen y luminoso espacio, con varios compartimentos y huecos para alojar equipaje y otros objetos. Además, se circula más protegido que en vehículos de 2 y 3 rueda.

Cero emisiones

Al ser un coche eléctrico, la movilidad está asegurada en el centro de las grandes ciudades, de una manera fácil y silenciosa. Además de no emitir CO2 y ningún tipo de ruido, tiene una autonomía de 75 kilómetros y, gracias a su batería de 5,5 kWh, puede recargarse en solo 3 horas en una toma de corriente doméstica de 220V. El motor, de 6 kW de potencia, le permite circular a un máximo de 45 km/h.

Preparado para conectar

Se ha diseñado contando con las soluciones de conectividad actuales, y por eso tiene un soporte central en el salpicadero para convertir nuestro 'smartphone' en el sistema multimedia personal e ideal del vehículo. Además, con la aplicación móvil My Citroën podremos controlar el estado de carga y la autonomía del Ami en cualquier momento, además de localizar estaciones de carga.

Personalizado y colorido

Aunque de partida hay siete versiones, hay también cuatro kits de personalización en diferentes colores: gris, azul, naranja y caqui. También puede tener accesorios como red de separación central, red de puerta, alfombrilla, compartimiento de almacenamiento en la parte superior del tablero de instrumentos o gancho para bolsa, entre otros.

En compra o alquiler

Este cuadriciclo, que solo exige tener un permiso de ciclomotor para conducirlo, se puede alquilar por 48 meses desde 19,99 euros mensuales (precio en Francia), lo mismo que un abono joven en Madrid, pero con todas las ventajas de poder circular con independencia y comodidad. Por supuesto, hay otras opciones, como adquirirlo por su cuantía total (6.900 euros en Francia) o utilizarlo puntualmente a través de las plataformas de carsharing.

Entrega a domicilio

Si lo queremos adquirir, el proceso de compra se realiza vía internet y la entrega se hace directamente a la casa del cliente, con una demostración de 30 minutos por parte de un “product genius” para conocer el funcionamiento del vehículo y de la aplicación My Citroën. También hay disponible un programa de garantía y asistencia con el contrato de servicio My Ami Care, que cubre todos los costes de uso excepto el suministro de electricidad y el seguro.

Etiquetas
Comentarios