Motor

motor

Lamborghini prevé incrementar un 40% sus ventas mundiales este 2019

El año pasado las entregas de los modelos Aventador y del Huracán ya aumentaron un 3% (1.209 unidades) y un 5% (2.780 unidades).

Lamborghini Aventador
H.A.

El fabricante italiano de automóviles deportivos Lamborghini prevé un 2019 "muy positivo" y espera matricular unos 8.000 vehículos en todo el mundo al cierre del ejercicio, lo que supondrá un incremento del 40% en comparación con los 5.750 coches que vendió en 2018.

El director general de Automobili Lamborghini para la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA), Andrea Baldi, aseguró que después de 2019 la marca vivirá un periodo de consolidación, en el que toda la organización, incluida la red de distribuidores, entrega la calidad esperada por los clientes de la firma.

En concreto, la compañía transalpina prevé comercializar 3.000 vehículos en Europa, Oriente Medio y África durante el año en curso, un 20% más respecto al ejercicio precedente. En España, Lamborghini cuenta en Madrid con un distribuidor oficial establecido en Pozuelo de Alarcón desde 2013 y que en mayo inauguró sus nuevas instalaciones.

"El mercado es competitivo e incluso si nuestro todocaminos Urus supusiera alrededor de la mitad del total de entregas, los superdeportivos siguen siendo el negocio principal de Lamborghini", apuntó Baldi. El directivo destacó que el año pasado las entregas del Aventador y del Huracán aumentaron un 3% (1.209 unidades) y un 5% (2.780 unidades), respectivamente. "Para el año en curso y el próximo, esperamos un volumen estable, por lo tanto, vamos a aprovechar nuestros activos como los Huracán Evo y Evo Spyder mientras preparamos la próxima generación de nuestros superdeportivos", subrayó.

Por otro lado, Baldi descartó la llegada de un modelo de Lamborghini completamente eléctrico en el corto/medio plazo. "La tecnología actual no es adecuada para garantizar la emoción y el rendimiento de conducción. El sonido del motor tampoco es el que nuestros clientes esperan de un Lamborghini", justificó el directivo. No obstante, afirmó que la marca continuará probando motores eléctricos con la ayuda del grupo Volkswagen (matriz de Lamborghini) para saber cuándo dicha tecnología estará lo suficientemente madura para ser utilizada en un superdeportivo de la firma italiana. "Nuestro primer paso hacia la electrificación estará representado por la tecnología híbrida enchufable, que se aplicará en la próxima generación del Aventador y del Huracán, y más tarde en el Urus", apuntó Baldi.

En 2017, la marca transalpina, en colaboración con dos laboratorios y el Massachusetts Institute of Technology, presentó el prototipo Lamborghini Terzo Millennio, que avanzaba lo que puede ser su primer modelo de propulsión totalmente eléctrica. En un contexto en el que la industria de la automoción se dirige hacia la electrificación y la conducción autónoma, Baldi resaltó que los superdeportivos continuarán siendo un "sueño" para los clientes y que marcas como Lamborghini no serán demonizadas por seguir montando motores de combustión.

"Nuestros coches representan un sueño y son aspiracionales. Nuestra producción es muy pequeña en comparación con el resto de la industria de automoción y el kilometraje de nuestros coches es muy limitado. Si en el futuro las marcas generalistas apuestan por la movilidad eléctrica y autónoma, la mayoría de las personas se convertirán en pasajeros y, en ese caso, los superdeportivos serán un sueño", sentenció.

Más noticias de motor en el suplemento 'On the road'

Etiquetas
Comentarios