Despliega el menú
Motor
Suscríbete

La berlina que quiso ser cupé, el Mercedes CLS

Ágreda Automóvil presentó en Zaragoza la tercera generación de la berlina con aire más deportivo de la marca alemana. El cuidado diseño interior causó asombro entre los 350 invitados.

Mercedes CLS
Mercedes CLS
Toni Galán

Su diseño exterior sigue resultando atractivo gracias a su acertada combinación entre berlina y vehículo de aire más deportivo. Sin embargo, si hay algo por lo que llama poderosamente la atención es por su interior. Así lo pudieron atestiguar los 350 invitados de Ágreda Automóvil que asistieron el jueves a la bienvenida a Zaragoza de la tercera generación del Mercedes-Benz CLS en un acto en El Cachirulo que fue presentado por el ‘showman’ Javier Segarra y que contó con la música en directo del grupo de jazz de Javier Estella. Por encima de cualquier otro aspecto, si algo centró las miradas y los flashes en los dos vehículos expuestos fue el habitáculo y, especialmente, el salpicadero.

No es para menos, con dos grandes pantallas de 12,3” orientadas horizontalmente, una centrada en el cuadro de mandos y la otra en el sistema multimedia, el piloto tiene la sensación de sumergirse en un entorno enteramente digital. A ello hay que añadirle aspectos como los asientos exclusivos, los 64 colores de iluminación ambiental, el volante con molduras y botones en aluminio, y los difusores de aire retroiluminados; en función de los cambios de temperatura son rojos o azules.

Mercedes lo presentó de forma oficial en noviembre en el Salón del Automóvil de Los Ángeles como una puesta al día de uno de sus vehículos más representativos en los últimos años. La primera generación salió al mercado en 2004 convirtiéndose en la primera berlina con estilo de cupé y marcando un camino que los demás siguieron. Elementos de entonces como el techo arqueado y las ventanillas sin marco se mantienen.

Muchas de las novedades, en cuanto a diseño, se concentran en el frontal, que recuerda a un tiburón. La parrilla estilo diamante y los faros rasgados se acercan al prototipo Mercedes-AMG GT Concept y adelantan el lenguaje que la marca alemana va a seguir en un futuro. En la zona posterior destacan los faros led partidos por el portón de un maletero con una capacidad de 520 litros.

Los motores reservados para el CLS son nuevos y en un principio serán de seis cilindros, aunque también se acabarán ofertando opciones de cuatro. De inicio hay disponible uno diésel, el CLS 350 d 4Matic de 286 CV que permite pasar de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y anuncia un consumo medio de 5,6 litros a los cien kilómetros, y un gasolina, el CLS 450 4Matic que incorpora un sistema eléctrico EQ Boost y desarrolla 367 CV para acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 4,8 segundos con un gasto medio de 7,5 litros. Si en el primero de los casos el precio de partida es de 77.500 euros, en el segundo se oferta desde los 77.400. En un futuro llegarán variantes AMG e híbridas enchufables. Entre el equipamiento aparece una amplia variedad de sistemas de ayuda a la conducción en aspectos como la velocidad, la distancia de seguridad, el frenado activo y la maniobra evasiva.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión