Despliega el menú
Internacional

RECOGIDAS 2.000 FIRMAS EN CUBA

La campaña 'Zapata' llega al régimen cubano

La campaña 'Yo acuso al Gobierno cubano' para reclamar la liberación de los presos políticos en la isla ha recogio más de 2.000 firmas en el interior de Cuba, que podrían hacerse llegar a las autoridades.

Uno de los excarcelados disidentes cubanos, Ariel Sigler, en su casa el pasado 12 de junio
La campaña 'Zapata' podría llegar al régimen cubano
EFE

La campaña 'Orlando Zapata Tamayo: Yo acuso al Gobierno cubano' anunció una nueva ofensiva para conseguir duplicar las 49.000 firmas que ha reunido hasta ahora para reclamar la liberación de los presos políticos en la isla y libertades para todos los cubanos y su intención de hacer llegar a las autoridades de la isla las más de 2.000 firmas que se han reunido en el interior de Cuba, según explicaron fuentes de esta iniciativa.

'Yo acuso al Gobierno cubano' es una iniciativa que partió tras la muerte el pasado 23 de febrero del preso político Orlando Zapata Tamayo después de una huelga de hambre de más de 80 días en protesta por sus condiciones de reclusión. Desde entonces, han reunido 49.000 firmas, principalmente en España y Estados Unidos, pero también más de 2.000 en Cuba.

Según explicaron desde la campaña, "la recogida de firmas en la isla es delicada y las personas que trabajan en ello tienen que hacerlo con mucha cautela por el control de la seguridad del Estado". Pese a ello, también allí se quiere seguir sumando apoyos y asumir el "riesgo".

Además, indicaron, se están haciendo ya las gestiones para "entregar las firmas" a las autoridades cubanas, si bien no quisieron dar más detalles al respecto por motivos de seguridad.

A nivel internacional, lo que se busca ahora, aclararon, es que haya un respaldo de los partidos políticos, tanto en España como en otros países, y no sólo el apoyo de personalidades políticas a título individual, como es el caso en nuestro país por ejemplo de Jordi Pujol o de Rosa Díez.

"Lo que queremos es que la recogida de firmas abarque todo el espectro ideológico", subrayan desde 'OZT: Yo acuso al Gobierno cubano'. Así las cosas, la campaña anunció que se disponen a organizar el 23 de julio, cuando se cumplan cinco meses de la muerte de Orlando Zapata, manifestaciones de protesta frente a las embajadas y consulados cubanos en varios países a las que invitan a los firmantes y a los partidos a sumarse. En estas concentraciones, precisaron, será cuando se haga entrega de las primeras firmas.

Según subrayó la campaña en un comunicado este lunes, pese a que han pasado casi cinco meses de la muerte de Zapata y de la huelga de hambre iniciada por el disidente Guillermo Fariñas para protestar por la muerte del anterior y para reclamar la liberación de los 26 presos políticos con graves problemas de salud, así como "varias semanas desde el comienzo de las negociaciones entre la Iglesia Católica y las altas esferas del gobierno cubano (...) el único fruto tangible hasta el momento es una revocable "licencia extrapenal" al gravemente enfermo prisionero de conciencia Ariel Sigler Amaya, así como el traslado de doce presos políticos a cárceles más cercanas a sus respectivos lugares de residencia".

"Sin embargo, el régimen cubano -que detenta el poder desde hace más de medio siglo- continúa sin dar pasos significativos en la excarcelación de los presos políticos y persiste en la violación sistemática de los derechos de todos los cubanos", denuncian, justificando así que ahora se redoblen los esfuerzos en pro de la liberación de todos los presos políticos y de que Cuba "garantice los derechos y libertades comprendidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

Ariel Sigler, ya tiene visado humanitario

El ex preso político cubano Ariel Sigler confirmó este lunes que Estados Unidos le ha concedido el visado humanitario para recibir tratamiento médico en una clínica de Miami, aunque todavía debe recibir la autorización del Gobierno de Raúl Castro para salir de la isla, una tramitación que podría alargar una semana más su estancia en Cuba, según indicó en una conversación telefónica con Europa Press.

El disidente agradeció a Estados Unidos la concesión del visado humanitario aunque recordó que "ahora le toca corresponder al Gobierno de Cuba" que debe autorizar su salida del país para recibir tratamiento médico en una clínica de Miami donde le han ofrecido cubrir todos sus gastos hasta que esté totalmente recuperado.

Sigler Amaya fue excarcelado el pasado 12 de junio tras permanecer siete años en prisión después de ser detenido en la ola represiva de 2003, conocida como la Primavera Negra. Durante estos años de reclusión el opositor ha sufrido graves daños en su salud que le han provocado una paraplejia y molestias crónicas en el aparato digestivo que le han hecho perder casi 45 kilos.

Este cuadro médico hace imposible prever la duración de su estancia en Estados Unidos donde acudirá acompañado por su mujer quien, junto a su hermano, ha realizado todas las gestiones para salir lo antes posible del país y comenzar el tratamiento. Sin embargo, Sigler Amaya manifestó su desconfianza indicando que "la intención del Gobierno es dilatar los plazos para conseguir mayor atención".

"El problema es que cuanto más alarguen la autorización peor estará mi salud. Esta misma mañana he ido a tramitar mi pasaporte pero me han dicho que desconocen la cuestión de la visa humanitaria y que tendrán que informarse, así que hasta dentro de una semana no sabremos nada", dijo Sigler Amaya para quien estas "excusas" no son más que una "traba" para retrasar su viaje a Estados Unidos.

La excarcelación de Sigler Amaya ha sido la primera surgida a raíz de las conversaciones entre la cúpula de la Iglesia Católica en la isla y el Gobierno cubano para conseguir la liberación de los más de 200 presos políticos que existen en el país o, al menos, de los más enfermos. Hasta el momento, doce reos han sido trasladados a las cárceles más cercanas a sus provincias de origen fruto de este diálogo.

Etiquetas