Despliega el menú
Internacional

DA LA CARA TRAS LA CATÁSTROFE DEL VERTIDO DE CRUDO

BP se disculpa en el Congreso de Estados Unidos

El congreso de Estados Unidos acusa al director ejecutivo de BP de "negligencia" y de que "trata de escabullirse del escándalo".

Tony Hayward a la salida del Congreso después de comparacer y disculaparse por el vertido de crudo
BP se disculpa en Congreso EEUU por derrame de petróleo

El director ejecutivo de la petrolera británica BP, Tony Hayward, se disculpó por el derrame de crudo en el golfo de México tras el hundimiento de la plataforma "Deepwater Horizon", en su primera audiencia ante el Congreso de Estados Unidos, en la que recibió duras acusaciones por parte de los legisladores.

   "La explosión... no debería haber ocurrido nunca y lamento profundamente que haya ocurrido", dijo Hayward, quien calificó de "horrendo" el accidente.

   BP está haciendo "todo lo que puede" para sellar el pozo, mientras que actualmente está capturando unos 20.000 barriles de crudo por día de la fuente en el lecho marino, indicó a la comisión del Congreso.

   Hayward admitió que las tecnologías de seguridad de las perforaciones en aguas profundas deben ser mejoradas "significativamente" y prometió que su empresa "hará todo lo posible para garantizar que esto no ocurra de nuevo".

Tras seis horas de interrogatorio, varios legisladores manifestaron su descontento con Hayward. El británico estuvo constantemente a la defensiva, dijo el presidente de la comisión de Energía, el demócrata Henry Waxman. Agregó que Hayward no quiso responder bien ninguna pregunta y evitó dar detalles claros sobre los factores que gatillaron la catástrofe.

"Con todo el respeto, creo que usted trata de escabullirse del escándalo, señor Hayward", constató el republicano Phil Gringrey durante la audiencia.

   En el inicio de la audiencia, Hayward fue acusado de haber ignorado los informes sobre los problemas de seguridad en la plataforma "Deepwater Horizon", y de que las ganancias fueron más importantes para la empresa, que además dio datos errados sobre la magnitud de la fuga de petróleo en el golfo, que está contaminando el agua y las costas.

   Para ahorrar dinero y obtener beneficios rápidos, BP aplicó una y otra vez tecnologías más baratas y, por lo tanto, más riesgosas, indicaron los legisladores.

   "No hallamos evidencia de que usted prestara atención a ningún riesgo que BP estaba enfrentando", dijo el demócrata Waxman en la apertura de la audiencia.

   Asimismo, el presidente de la comisión, el demócrata Bart Stupak, acusó a BP de negligencia. "De lo que nos enteramos hasta ahora es alarmante".

   Las primeras palabras de Hayward fueron interrumpidas por los gritos de una manifestante que estaba embadurnada en una sustancia negra, que representaba petróleo. La mujer fue controlada por agentes de seguridad y sacada de la sala.

   Cuando reanudó su discurso, el directivo de BP dijo que estaba "personalmente devastado" por la explosión de la plataforma el 20 de abril, que causó la muerte de 11 trabajadores. "Mi pesar aumentó con el paso del tiempo", indicó.

   Hayward se esforzó por demostrar que le preocupa verdaderamente el destino de las personas, los animales y la naturaleza en la región afectada por la marea negra.

   "Entiendo las preocupaciones, frustraciones y enojo que son expresados a lo largo del país", así como la gravedad de la situación, señaló Hayward. "No descansaremos hasta haber solucionado esto".

   Nadie puede decir hasta ahora por qué se produjo la catástrofe, para eso es demasiado prematuro, dijo. En general, Hayward sostuvo que el accidente fue producto de una combinación de diferentes problemas, según señalan investigaciones internas: aparentemente falló una serie de "procesos, sistemas y equipos".

   Hayward enumeró siete áreas en las que se concentran las investigaciones internas. Cuatro de ellas se refieren al denominado "Blowout-Preventer", un sistema de válvulas que, en caso de emergencia, se cierra automáticamente frenando el flujo de crudo. En el caso de "Deepwater Horizon", este sistema no funcionó. Desde el inicio BP dejó claro que no se siente responsable por esta falla.

   En sus declaraciones, los legisladores descargaron su ira contra BP y Hayward, en la primera aparición de un ejecutivo de la empresa ante el Congreso desde el hundimiento de la plataforma, que causó el peor derrame de crudo en la historia de Estados Unidos.

   "Lo que es más indignante de esta parodia es que podría haber sido evitada", dijo el demócrata Jan Shakowsky, que calificó el derrame como "uno de los actos más vergonzosos por parte de una corporación en la historia de Estados Unidos".

   Pero Hayward no fue el único blanco de las críticas.

   Legisladores de los dos partidos políticos también criticaron la débil regulación del gobierno que hace que las empresas petroleras puedan eludir medidas de seguridad.

   Otros acusaron a la administración del presidente Barack Obama de haber tenido una respuesta insuficiente ante la fuga de crudo. La republicana Marsha Blackburn sostuvo que el derrame "podría haber sido contenido" si el gobierno hubiese respondido con mayor rapidez.

   En tanto, el congresista republicano Joe Barton fustigó al gobierno por haber presionado a BP para que se comprometa a crear un fondo de 20.000 millones de dólares para cubrir el pago de las demandas e indemnizaciones para los afectados por la marea negra.

   El compromiso fue realizado el miércoles, tras una reunión de Obama y miembros de su gobierno con directivos de BP.

   "Estoy avergonzado de que una corporación haya sido objeto de una extorsión por 20.000 millones de dólares", dijo Barton, que habló de "fondo para usos ilícitos" que no tenía "precendentes en la historia de Estados Unidos".

   La audiencia se extendió a otros accidentes, además del ocurrido en abril en el Golfo de México, cuando muchos legisladores acusaron a BP por otras violaciones de las medidas de seguridad, incluyendo un derrame de crudo en Alaska y la explosión en una refinería de petróleo en Texas.

   La demócrata Betty Sutton sostuvo que BP tiene una "cultura de negligencia", mientras que su copartidario Peter Welch sugirió que Hayward debía renunciar, en vista de que el derrame podría haber sido evitado.

   "Señor Hayward, no es una aberración", dijo Welch. "Para BP, lamentablemente, esto es normal".

Etiquetas