Despliega el menú
Internacional

MÉXICO PRETENDE MINIMIZAR LOS EFECTOS EN SU ECONOMÍA

El estado mexicano de Tamaulipas demandará a BP

Aunque el crudo no ha alcanzado las costas mexicanas, "los daños ya se empezaron a generar y los estudios ambientales son costosos" según informa el gobernador Eugenio Hernández.

El estado mexicano de Tamaulipas, en el este del país, presentará una demanda contra la petrolera británica BP por el derrame de crudo del golfo de México, que ya ha ocasionado gastos a las instituciones mexicanas y que podría afectar a la inversión privada en la región, anunció este jueves su gobernador, Eugenio Hernández.

"Aunque la mancha no alcance las costas mexicanas, los daños y afectaciones ya se empezaron a generar, como son los costos de estudios ambientales, de carácter preventivo y de cancelación de inversiones, entre otros aspectos", dijo Hernández en declaraciones recogidas por el diario 'El Universal'.

El máximo responsable político de Tamaulipas recordó que la fuga de petróleo producida tras la explosión de la plataforma 'Deepwater Horizon' ha llegado a derramar hasta 9,5 millones de litros diarios de crudo, por lo que para México y su estado las repercusiones podrían llegar a ser de magnitudes inimaginables.

Asimismo señaló que si la mancha de petróleo alcanza la costa mexicana se verán afectados los recursos públicos, la inversión privada, el sector pesquero y el turismo en la región, así como las especies en peligro de extinción que habitan las aguas del golfo, lo que puede llegar a representar daños valorados en miles de millones de dólares.

"Por esta razón, demandamos a la empresa BP con el fin de defender nuestros derechos y minimizar las afectaciones a la economía del estado, buscando siempre la restitución por los daños ocasionados", apuntó Hernández.

El pasado martes, el Gobierno del estado mexicano de Veracruz, al sur de Tamaulipas, informó de que había encargado a un equipo de abogados la elaboración de una demanda contra BP que se presentará ante los tribunales si sus playas y costas llegan a verse afectadas por el crudo.

Etiquetas