Internacional
Suscríbete por 1€

Las tropas rusas incendian la central nuclear más grande de Europa

El fuego que ya ha sido sofocado por los equipos de bomberos ucranianos no ha provocado pérdidas humanas

Un bombardeo ruso ha provocado un incendio en la noche de este jueves en la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, a orillas del río Dniéper, aunque "no se han registrado cambios en los niveles de radiación", según la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y ha sido sofocado por los equipos de bomberos según la publicación de Facebook del Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania (DSNS).

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha realizado un discurso a través de un video publicado en la red social en el que ha pedido el cese de los bombardeos, denunciando que los tanques rusos "están disparando a unidades nucleares" y que estarían "equipados con cámaras termográficas".

El fuego, que abarcó una superficie de 2.000 metros cuadrados, fue apagado a la 06.20 horas (04.20 GMT), precisó el DSNS en su página de Facebook.

Sin embargo, el ministro de Energía de Ucrania, Herman Galuschenko, advirtió tras el ataque ruso que el mundo está al borde de la mayor catástrofe nuclear en la historia de uso pacífico de la energía atómica.

"El agresor continúa asestando golpes demoledores a Ucrania. No lo detienen ni los miles de víctimas ni las tragedias. Ahora quieren destruir todo el mundo", escribió en su página de Facebook.

Galuschenko denunció que las tropas rusas emplearon fuego de tanques, de artillería y cohetes contra la central nuclear de Zaporozhie, "a sabiendas de las consecuencias catastróficas de sus acciones".

"Es una guerra de aniquilación, de aniquilación de la humanidad y de nuestro planeta. La seguridad nuclear no le preocupa al enemigo", subrayó el ministro. 

Zelenski ha mantenido una ronda de contactos y ha hablado con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para recibir una actualización de la situación en la central nuclear, mientras la Casa Blanca habría estado vigilando el incendio registrado, confirmado en un primer momento por el portavoz de la central, Andriy Tuz, quien ha advertido de un posible peligro real de amenaza nuclear.

El inquilino de la Casa Blanca hizo hincapié en que Rusia debe "cesar sus actividades militares en la zona y permitir a los Bomberos y al personal de emergencia acceder al lugar", según informó la Casa Blanca en un comunicado.

Zelenski también habló con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, que también condenó el ataque y ha solicitado "permitir el acceso sin restricciones de los servicios de emergencia a la planta", según un comunicado del Gobierno de Reino Unido.

Las autoridades locales han afirmado en un primer momento que las tropas rusas habrían impedido el paso de los bomberos, aunque posteriormente han confirmado que la central nuclear "está asegurada", según han destacado las agencias de noticias Unian y Ukrinform.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, solicitó a las tropas rusas que dejasen de atacar la mayor central nuclear de Europa porque "si estalla, será 10 veces mayor que Chernóbil".

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusa a Moscú de querer "repetir" la catástrofe de Chernóbil.

El pasado 1 de marzo, la Agencia Internacional de la Energía (OIEA) perdió el contacto con las estaciones de monitorización radiológica automáticas ubicadas en la ciudad, que es el mayor de los emplazamientos nucleares de Ucrania.

Allí albergan seis de sus 15 reactores. Especialistas ucranianos tratan de determinar la causa de la pérdida de la transferencia de datos de la central nuclear de Zaporiyia y de restablecerla. Además, la AIEA ha aprobado una resolución en la que condena la toma de varias centrales nucleares ucranianas por parte de las fuerzas rusas.

Las Fuerzas Armadas ucranianas afirmaron este jueves que "continúan los esfuerzos" por parte de Rusia para llegar a las afueras de Zaporiyia y Mariupol, dos enclaves estratégicos que permitirían a Rusia cerrar el cerco y avanzar a otros puntos como Dnipro y Odesa.

Estos últimos días, los residentes de Energodar y Zaporiyia han intentado bloquear las carreteras para retrasar el avance de las tropas rusas que finalmente han entrado en el territorio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión