Internacional
Suscríbete por 1€

Schröder, abandonado por su equipo y aislado en el SPD por su vínculo con Putin

El excanciller alemán fue apremiado por su partido para cortar sus vínculos con el Kremlin.

El excanciller Schröeder, junto a su actual novia, So-Yeon Kim
El excanciller Schröeder en una imagen de archivo.
Agencias

El excanciller alemán Gerhard Schröder al que su Partido Socialdemócrata (SPD) ha apremiado a cortar sus vínculos con el presidente ruso, Vladímir Putin, se ha visto ahora abandonado por su equipo, también por su relación con el líder del Kremlin.

Cuatro de sus más directos colaboradores, entre ellos el jefe de su oficina, Albrecht Funk, han dejado sus puestos tras rechazar Schröder distanciarse claramente de la invasión rusa de Ucrania, informa el diario 'Hannoversche Allgemeine Zeitung'.

Funk, persona de máxima confianza de Schröder desde hace más de 20 años, le apremió asimismo a renunciar al puesto para el que está nominado en el consejo de vigilancia del gigante ruso Gazprom, al que previsiblemente accederá en junio.

Schröder mantuvo mientras estuvo en el poder (1998-2005) unas muy estrechas relaciones personales y políticas con Putin. Unos meses antes de su derrota ante la conservadora Angela Merkel cerró con el líder del Kremlin el acuerdo para la construcción del primer gasoducto Nord Stream, destinado a transportar gas ruso directamente a través del Báltico.

El Nord Stream 1 entró en funcionamiento en 2011, mientras que el segundo, terminado de construir el año pasado, ha quedado bloqueado, por decisión del canciller socialdemócrata Olaf Scholz y a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

La relación entre Putin y Schröder ha sido asunto espinoso para el SPD desde hace tiempo. Tras fuertes tensiones, la presidencia del partido exigió finalmente la semana pasada al excanciller que rompiera esos vínculos y le recordó su responsabilidad como exjefe del Gobierno alemán.

Schröder, de 77 años, es presidente del comité de accionistas de Nord Stream y del consejo de administración de Nord Stream 2, además de miembro del consejo de vigilancia del consorcio energético ruso Rosneft y de estar nominado para el de Gazprom.

El exlíder alemán defendió hasta muy recientemente a Putin. Unas semanas antes de empezar la invasión de Ucrania, atribuía aún a un "ruido de sables" por parte de Kiev las informaciones acerca de la inminente ofensiva rusa.

Ya con la guerra en marcha, y tras suspender su correligionario Scholz la certificación de Nord Stream 2, Schröder admitió a través de un mensaje en las redes sociales que Moscú "es responsable" de la guerra.

Los vínculos entre Putin y Schröder eran ya motivo de controversia en Alemania desde mucho antes de la escalada actual.

El líder ruso fue invitado asiduo a los cumpleaños del alemán, fuera en su domicilio familiar de Hannover (centro de Alemania) o en una fiesta en San Petersburgo, en 2014, poco después de la anexión de Crimea.

Como es habitual en los exjefes del Gobierno y expresidentes del país, Schröder mantiene una oficina de representación oficial, cuyos gastos de mantenimiento y personal cuestan a las arcas públicas unos 407.000 euros anuales, según el mencionado medio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión