Internacional
Suscríbete por 1€

La ONU sube la alarma: "Las consecuencias del cambio climático serán irreversibles"

El Panel de Expertos (IPCC) presenta su nuevo reporte científico frente al desafío del calentamiento global, y advierte: si la temperatura sube 2ºC será "imposible" la resiliencia humana en algunas zonas.

Altas temperaturas en Córdoba, en el inicio de la primera ola de calor del verano 2021
El ritmo de calentamiento actual no frena y, "tal como están las cosas, nos acercamos a los 3ºC. Estamos en una emergencia rumbo a un desastre", indica Inger Andersen, directora del programa de Medio Ambiente de la ONU.
Salas/EFE

Si la temperatura global llega a aumentar 2ºC con respecto al promedio preindustrial las consecuencias serán irreversibles en algunas zonas del planeta, según los científicos agrupados en el Panel de Expertos contra el Cambio Climático, IPCC, de Naciones Unidas.

En el nuevo reporte de la elite científica del mundo, titulado 'El cambio climático: una amenaza para el bienestar humano y la salud del planeta. Actuar ahora puede asegurar nuestro futuro'. Presentado en la mañana del lunes, las advertencias ante la inacción frente al calentamiento global y la contaminación no es nueva, ni tampoco las razones por la que se producen o las consecuencias que tendrá en las poblaciones humanas.

Pero sí se sube el nivel de alarma. "La resiliencia será más limitada si el calentamiento global supera los 1,5°C (la meta acordada por la ONU en el Acuerdo de París)", se indica en el Sexto Informe de Evaluación del IPCC. "En algunas regiones será imposible el desarrollo resiliente al clima si el calentamiento global supera los 2°C. Este hallazgo clave subraya la urgencia de la acción climática, centrándose en la equidad y la justicia. La financiación adecuada, la transferencia de tecnología, el compromiso político y la asociación conducen a una adaptación al cambio climático y una reducción de las emisiones más eficaces".

El pronóstico del aumento de la temperatura y sus consecuencias se retroalimentan, indican los científicos. "Las emisiones de gases de efecto invernadero y su impacto se retroalimentan en los sistemas naturales y humanos", indica la científica Debra Roberts, codirectora del IPCC. "Al cambiar ese equilibrio en las interacciones crece la resiliencia de los ecosistemas y de los sistemas humanos. Se puede optar por una combinación de salud humana y salud del ecosistema. Esto nos da esperanza en el futuro".

"La evidencia científica es inequívoca: el cambio climático es una amenaza para el bienestar humano y la salud del planeta. Cualquier retraso adicional en la acción global concertada impedirá asegurar un futuro habitable", indicó en la rueda de prensa Hans-Otto Pörtner, científico que copreside el Grupo de Trabajo II del IPCC, después de las intervenciones de António Guterres, secretario general de la ONU. "No hay nada más importante", alegó en su breve intervención, con la guerra en las puertas de Europa.

"Este informe revela que la gente y el planeta están siendo golpeados por el cambio climático", prosiguió Guterres. "Casi la mitad de la humanidad vive ahora en la zona de peligro. Muchos ecosistemas se encuentran ahora en el punto de no retorno y las emisiones de carbono obligan a los más vulnerables a marchar hacia la destrucción. Ahora los hechos son innegables. Esta abdicación del liderazgo es criminal".

Destrucción absoluta

El ritmo de calentamiento actual no frena y, "tal como están las cosas, nos acercamos a los 3ºC. Estamos en una emergencia rumbo a un desastre", indica Inger Andersen, directora del programa de Medio Ambiente de la ONU. La realidad constata que la propuesta casi inalcanzable de limitar el calentamiento global 1,5ºC era incluso insuficiente. Con la temperatura que ya ha aumentado hasta 2020, 1,1ºC "estamos viendo una destrucción absoluta", mantiene Andersen. "Las especies están migrando en busca de condiciones más habitables, las muertes por inundaciones, sequías o tormentas fueron 15 veces más altas en los países menos resilientes. Incluso si limitamos el calentamiento global a 1,5ºC, los golpes serán más duros y rápidos. Pronto esas heridas serán demasiado profundas, demasiado catastróficas para sanar".

"El cambio climático está afectando las vidas y los medios de subsistencia de miles de millones de personas", alerta Portner, que hace un recuento de catástrofes inducidos por el hombre: ciclones tropicales, aumento del nivel del mar, fuertes lluvias, olas de calor, contaminación del aire... "impactos magnificados en ciudades donde vive más de la mitad de la población mundial".

Roberts retoma la idea: "Cuando ocurren múltiples eventos extremos al mismo tiempo se agrava el riesgo general y son más difíciles de manejar sus consecuencias. Reduce el rendimiento de los cultivos, lo que disminuye los ingresos de los hogares agrícolas mientras aumentan los precios de los alimentos a nivel local. El riesgo climático no respeta las fronteras nacionales, y los eventos extremos están creando conmociones en el comercio mundial".

Nuevas ciudades

Uno de los aspectos novedosos de esta segunda parte del sexto informe del IPCC es el enfoque detallado en las ciudades. "La mayoría de nosotros ya vivimos en áreas urbanas y ciudades y, a mediados de siglo, dos tercios de nosotros viviremos en ciudades", mantiene Roberts. "Las oportunidades en las áreas urbanas son múltiples. Nuestro informe señala muy claramente que si traemos la naturaleza de regreso a la ciudad, como tener árboles a lo largo de nuestras calles, podemos hacer mucho para aumentar nuestra capacidad de adaptación y enfrentar los impactos de las inundaciones, el estrés por calor o mejorar la salud".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión