Internacional
Suscríbete

México lindo y querido

El viernes 13 de agosto se cumple 500 años de la caída de la gran capital Tenochtitlán que puso fin al Imperio Mexica o Azteca y marcó el inicio de la colonia española.

Ruinas aztecas de Teotihuacán
Ruinas aztecas de Teotihuacán
Gervasio Sánchez

El viernes 13 de agosto se cumple 500 años de la caída de la gran capital Tenochtitlán que puso fin al Imperio Mexica o Azteca y marcó el inicio de la colonia española con una duración de 300 años hasta setiembre de 1821 en que México consiguió su independencia.

La coincidencia de ambas efemérides (500 años de la conquista y 200 de la independencia) ha tensado las relaciones entre México y España desde marzo de 2019 cuando el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador solicitó al rey Felipe VI y al papa Francisco que pidiesen perdón a los pueblos originarios de México por los abusos cometidos durante la conquista de su país.

"Envié una carta al rey de España y otra carta al Papa para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos. Hubo matanzas, imposiciones. La llamada Conquista se hizo con la espada y con la cruz", dijo el presidente.

El estado español rechazó "con toda firmeza" la carta del presidente mexicano y afirmó en un comunicado que "la llegada, hace 500 años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas. Nuestros pueblos hermanos han sabido siempre leer nuestro pasado compartido sin ira y con una perspectiva constructiva, como pueblos libres con una herencia común y una proyección extraordinaria"

López Obrador también anunció que pediría perdón en 2021 por "la represión de los gobernantes mexicanos de los pueblos originarios maya y yaqui durante el gobierno del presidente Porfirio Díaz entre 1872 y 1910".

Escultura de Jorge Negrete en Guanajuato, su ciudad natal
Escultura de Jorge Negrete en Guanajuato, su ciudad natal
Gervasio Sánchez

Para unos la conquista fue la destrucción de un mundo ideal en el que existía un equilibrio entre los pueblos indígenas. Para otros el asedio de los conquistadores españoles al mando de Hernán Cortés no hubiera sido posible sin la ayuda de otros pueblos precolombinos subyugados por los mexicas o aztecas.

Hernán Cortés es para los españoles el gran Conquistador mientras Cuauhtémoc es el gran olvidado cuando se defendió heroicamente contra centenares de soldados españoles y decenas de miles de enemigos indígenas. En México existe una repulsa generalizada por el conquistador extremeño y, a veces, cuesta trabajo aceptar que la conquista hubiera fracasado sin el papel decisivo de los indígenas que luchaban contra el yugo azteca.

Coincidiendo con este quinto centenario voy a iniciar un serial con el objetivo de describir las razones por las que México es uno de mis países preferidos entre el centenar que conozco. Incluso me atrevo a decir que está entre mis cinco favoritos junto a Italia, India, Grecia y España.

México es el decimotercer país más extenso del mundo con una superficie de 1.964.375 km² y el tercero más grande de América Latina. Su territorio, en el que caben tres Españas y media, tiene una frontera al norte con Estados Unidos de 3.155 kilómetros y otra al sur con Guatemala de 958 kilómetros y Belice de 276 kilómetros. Las costas del país, de más de 9.000 kilómetros, limitan al oeste con el océano Pacífico y al este con el golfo de México y el mar Caribe.

Es el décimo país más poblado del mundo con 129 millones de habitantes que se comunican fundamentalmente en español aunque también hay 67 lenguas indígenas oficiales y otras 200 lenguas maternales.

Para mí México es lindo y querido, y así voy a llamar al serial, desde que aterricé por primera vez en el aeropuerto de Ciudad de México, su capital, el 1 de octubre de 1984, hace ya casi 37 años procedente de un vuelo que cogí en Ámsterdam tras llegar a la capital holandesa desde Madrid.

Jugador de pelota de los murales de Teotihuacán
Jugador de pelota de los murales de Teotihuacán
Gervasio Sánchez

Un país al que he regresado en múltiples ocasiones para trabajar unas veces en distintos reportajes dentro de sus fronteras, otras en tránsito para llegar a los conflictos de Centroamérica especialmente durante los años ochenta, y también para viajar por distintas zonas turísticas de su gran diversidad territorial con 34 lugares culturales o naturales considerados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Y el título del serial lógicamente tiene que ver con 'México lindo y querido', una canción tradicional del género ranchero y mariachi que fue escrita por Chucho Monge (el título original es "México lindo") y convertida en mítica por Jorge Negrete aunque los primeros que la grabaron fueron el trío Tariacuri en 1945.

Fue en el traslado del cadáver del cantante y gran ídolo mexicano en diciembre de 1953 desde Los Angeles en Estados Unidos tras su muerte por cirrosis hepática a su país de origen cuando la canción empezó a escucharse de forma generalizada en todas las emisoras radiofónicas del país mientras los locutores describían las emociones que provocaba el paso del cortejo fúnebre ante miles y miles de ciudadanos que ocupaban las aceras de la capital.

Su estribillo sirvió como epitafio para Negrete: "Del amor de mis amores. México Lindo y Querido. Si muero lejos de ti. Que digan que estoy dormido. Y que me traigan aquí".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión