Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Cali sigue en el foco de las protestas en Colombia

Este lunes quedaron desbloqueados 17 puntos de la ciudad después de 13 jornadas de movilizaciones.

Un joven se protege en la calle ante los disturbios
Un joven se protege en la calle ante los disturbios
Efe

Al menos 17 puntos de arterias de la ciudad colombiana de Cali (suroeste), epicentro de las protestas en Colombia contra el Gobierno, fueron desbloqueados después de 13 jornadas de movilizaciones sociales salpicadas por la violencia policial, informó este lunes la Policía.

"Gracias a los 17 puntos de bloqueo que encontramos donde la gente fue razonable, ellos mismos se retiraron del lugar después de haber dialogado con nuestros oficiales de la Policía", dijo director de la DIJIN de la Policía, el general Fernando Murillo, al referirse a lo ocurrido en esa ciudad.

El alto oficial, citado en un comunicado de la Policía, añadió que "solo en un punto, en el barrio Meléndez, hubo una intervención precisamente porque (los policías) fueron atacados a piedra".

En la capital del departamento del Valle del Cauca es donde se han vivido los hechos más violentos, sobre todo entre el 30 de abril y el 3 de mayo, con episodios de brutalidad policial contra los manifestantes, que han dejado 35 muertos, según organizaciones sociales.

Los desbloqueos concertados ocurren un día después de que supuestos civiles armados dispararon contra la marcha indígena e hirieron a ocho guardias indígenas en las afueras del sur de la ciudad.

Desde que comenzaron las protestas el pasado 28 de abril en Colombia, al menos 27 personas han muerto durante las jornadas reivindicativas, según informó el viernes la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo en un documento en el que aclara que de esos fallecimientos, 11 están ligados directamente con los hechos, 7 están "en verificación" y hay 9 que no tienen relación con las protestas.

El presidente colombiano, Iván Duque, encabezó anoche en esta ciudad, la tercera más importante del país, un consejo de seguridad, en el que se analizó la situación de orden público.

En la visita relámpago el jefe de Estado insistió en que los manifestantes levanten los bloqueos para "permitir nuevamente el restablecimiento de la cadena de abastecimiento".

La visita se produjo tras 12 días de protestas, con graves disturbios, episodios de saqueos y brutales escenas de violencia policial, y después de que el domingo varios supuestos civiles armados comenzaran a disparar contra la minga (marcha) indígena a las afueras de la ciudad, dejando a diez guardias indígenas heridos.

Horas después de estar en Cali, Duque se reunió en Bogotá con el Comité Nacional de Paro pero no hubo acuerdo y por tanto los sindicatos y organizaciones convocaron a un paro nacional, el tercero de estas protestas, para el próximo miércoles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión