Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Multitudinaria protesta en Zaragoza contra la represión en Colombia: "Están matando a nuestros jóvenes"

Una colorida marcha ha recorrido el corazón de la ciudad con banderas, tambores, sombreros típicos y pancartas contra el presidente Iván Duque y el exmandatario Álvaro Uribe.

Una imagen de la marcha en el paseo de la Independencia.
Una imagen de la marcha en el paseo de la Independencia.
C. P. B.

"Hay un bloqueo informativo total. En Cali han cortado las comunicaciones e internet. Nadie sabe a ciencia cierta lo que puede estar pasando, pero los muertos se cuentan por decenas". Este es el amargo relato de Ernesto Castro, uno de los cientos de participantes en una marcha de protesta contra el Gobierno colombiano que ha recorrido este sábado el centro de Zaragoza. Entre cánticos, banderas, tambores e, incluso, un par de lúdicos gigantes abriendo camino, cientos de personas se han manifestado en contra de la represión que el Gobierno de Iván Duque está ejerciendo contra quienes han salido a la calle en aquel país tras una fallida reforma fiscal que castiga a las clases más bajas.

"Los políticos están matando a nuestros jóvenes por reclamar una justicia social. Están siendo hostigados por pedir que no nos arrebaten los derechos", explica Amparo Pinzón, que lleva 17 años viviendo en Zaragoza. Esta bogotana considera que "el estallido social se veía venir". "Estaba larvado. La situación económica y el virus ha hecho que todo explote", comenta, detrás de una pancarta y junto a varias compañeras que portan los clásicos sombreros 'voltiaus' típicos de la costa atlántica. 

"Ahora se tiene miedo a todo. No distinguimos entre policías y militares. La vida no vale nada, se están denunciando muchísimos casos de desaparecidos ya no hay respeto por la vida humana como tal", denunciaba otro manifestantes. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, hay cerca de 7.700 colombianos residentes en la Comunidad "y muchos han llegado de los pueblos para participar en esta protesta", explicaban algunos de los organizadores, al tiempo que advertían: "Esta voz no nos la calle nadie".

La gran mayoría de los presentes contaban que suelen hablar con sus familiares por vídeoconferencia, pero estos días un gesto tan humano y cotidiano se está topando con dificultades. "En las grandes ciudades como Cali, capital del Valle del Cauca, están haciendo cortes de electricidad y tratando de tirar abajo las redes sociales. Peor es en los pueblos más remotos, donde a veces hasta las líneas de teléfono sufren cortes", explicaban.

"Un compañero me llamó angustiado porque estaba hablando con su madre, que es mayor, y apenas escuchaba cómo los helicópteros estaban sobrevolando su casa. Él, desde Zaragoza, le decía que cogiera una almohada mojada y se la pusiera en la nariz, porque tenía miedo de que estuvieran lanzando gases", comentaba, impotente, Amparo Pinzón. 

"La represión va por sectores en el país. Tratan de que no llegue a Cartagena de Indias porque es destino turístico y se ha impuesto el silencio", denunciaba Graciela Santos, al tiempo que rebuscaba qué música poner en sus altavoces. Carlos Vives, Shakira, Juanes o Aterciopelados fueron algunos de los clásicos que acompañaron la marcha de ayer, donde sobre todo resonaron los tambores y alguna que otra sirena.

A su paso por el paseo de la Independencia, la Policía ha tenido que controlar que los manifestantes no tomaran las vías del tranvía porque lo convoyes, aunque han tenido que ralentizar su marcha, han seguido prestando servicio. Entre tanto, continuaba la larga sucesión de pancartas con lemas como "Cali no es la sucursal del cielo, es la capital de la resistencia" o "Hay poca comida, pero hay muchas balas". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión