Internacional
Suscríbete

La UE da 3,5 millones en ayuda para inmigrantes abandonados al raso en Bosnia

Tras los llamamientos de la comunidad internacional, el 1 de enero el Ejército bosnio levantó unas tiendas de campaña en Lipa para alojar a 900 migrantes.

Ayuda humanitaria almacenada en el aeropuerto de Cúcuta (Colombia) a la espera autorizar su entrada en Venezuela.
Ayuda humanitaria, imagen de archivo.
Schneyder Mendoza

La Unión Europea (UE) proporcionará 3,5 millones de euros en ayuda humanitaria para los 1.700 inmigrantes que permanecen varados en Bosnia y Herzegovina desde hace días sin un alojamiento adecuado, 800 de ellos durmiendo al raso en la nieve, y pidió a las autoridades que les proporcionen un techo.

"La situación en el cantón de Una Sana es inaceptable", dijo en un comunicado el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, quien pidió trasladar a los migrantes a los centros que ya existen en el país y dar una solución temporal hasta que se reconstruya el campo de Lipa.

Este centro de recepción provisional, cercano a la frontera con Croacia y que ya no era apto para el invierno, fue destruido por un incendio el 23 de diciembre, lo que dejó a 900 personas al raso en medio de la nieve y a temperaturas bajo cero durante varios días.

El intento de trasladarlos a un centro de recepción en la cercana localidad de Bira -financiado por la UE- fracasó por las protestas de los vecinos y el rechazo de las autoridades locales, y del mismo modo se bloqueó la tentativa de alojarlos en un cuartel militar abandonado de Kojic, en el sudeste del país.

Tras los llamamientos de la comunidad internacional, el 1 de enero el Ejército bosnio levantó unas tiendas de campaña en Lipa para alojar a 900 migrantes, pero la UE calcula que otras 800 personas, incluyendo niños, siguen al raso.

Borrell urgió a las autoridades a proporcionar agua y electricidad en Lipa, a cumplir con la decisión de abrir el centro de Bira y a crear instalaciones adicionales para la recepción de los migrantes.

La ayuda de la UE servirá para proporcionar ropa de invierno, mantas, comida, asistencia sanitaria y psicosocial, y contribuirá a limitar la propagación del coronavirus, pero Bruselas llamó a Bosnia a adoptar "soluciones a largo plazo".

"Este desastre humanitario podría evitarse si las autoridades creasen suficientes alojamientos para el invierno", dijo el comisario de gestión de Crisis, Janez Lenarcic, quien subrayó que la asistencia humanitaria no habría sido necesaria si Bosnia y Herzegovina hubiese hecho una gestión apropiada de la inmigración.

La Comisión recordó que, pese a la insistencia de la UE, las autoridades del país no han abierto centros adicionales e incluso han cerrado los ya existentes, como el de Bira, con lo que miles de personas siguen durmiendo en edificios abandonados o tiendas provisionales sin agua, electricidad, calefacción o baños y con acceso limitado a agua potable y comida.

Se estima que unos 8.000 inmigrantes que entraron de forma ilegal en Bosnia y quieren llegar a Croacia y luego a otros países ricos de la UE se encuentran actualmente en el país y que unos 3.000 están en diversas localidades cerca de la frontera con Croacia, a cielo abierto o en instalaciones devastadas.

Según la Comisión Europea, solo 5.400 refugiados e inmigrantes están alojados en centros temporales. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión