Internacional
Suscríbete por 1€

Carlos de Inglaterra cumple 72 años sin heredar el trono

Hace ya nueve años que entró en el libro Guinness de los récords como el príncipe de mayor edad que sigue esperando a reinar.

Carlos de Inglaterra.
Carlos de Inglaterra.

"Soy heredero al trono desde los cuatro años", decía el príncipe Carlos frente a la cámara. Lo hacía en 2018, para el documental de la BBC 'Príncipe, hijo y heredero', en el que hablaba de cómo vivía su peculiar posición. En 2011, con 63 años, entró en el libro Guinness de los récords como el príncipe de mayor edad que aún seguía esperando para convertirse en rey. Aún hoy, nueve años después de batir esa marca mundial, sigue sin saber cuándo o cómo ocupará el trono de Inglaterra.

El sábado, 14 de noviembre, cumple 72 años. Lo hará después de un año convulso en el que ha pasado la covid -algo que definió como "una experiencia extraña y frustante"- confinado junto a su mujer en su residencia privada de Birkhall (Escocia), ha visto cómo su hermano, el príncipe Andrés, se apartaba de la vida pública tras el escándalo Epstein, y cómo la familia se disolvía ante sus ojos con la salida del príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, de la vida oficial y de las fronteras del Reino Unido.

No obstante, lejos de recurrir a la intimidad de palacio para celebrar un aniversario que marque el comienzo de una nueva etapa, el príncipe Carlos lo pasará en Berlín, junto a su mujer. Clarence House, su residencia privada y despacho en Londres, confirmaba hace unos días que el hijo mayor de la reina Isabel y la duquesa de Cornualles serán quienes representen por primera vez a la corona británica en el Día Nacional de Luto en Alemania, una jornada centrada en las relaciones anglo-germanas, justo cuando se cumplen 75 años del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Pese a que intenta mantener una actividad pública regular, su popularidad no es la deseada. Según un estudio realizado por YouGov durante los meses de enero, marzo y octubre, un 41% de los encuestados preferirían que fuera su hijo mayor, el príncipe Guillermo, quien subiera al trono tras la reina Isabel II, que ya tiene 94 años.

Baja popularidad

El hándicap de la baja popularidad es difícil de superar, pero no parece ir con el príncipe Carlos lo de tirar la toalla y apartarse de la vida pública. Y eso que a pesar de su timidez y sus intentos por ser discreto, no se ha visto exento de polémicas y del escrutinio del ojo público, incluso de los más cercanos, porque no siempre ha gozado de las simpatías de quienes le rodeaban. "No hay un modelo de príncipe heredero a seguir, y eso hace el papel más interesante, estimulante y complicado", dijo en una entrevista a la BBC.

Quizá sea eso lo que le haya hecho centrarse en la ecología y el medioambiente, algo sorprendente en la realeza. Le gusta el campo, la horticultura y el mundo vegetal, tanto que según diversos medios británicos hasta habría llegado a confesar que habla con las plantas. De momento no está descontento con el papel de heredero. "Como príncipe de Gales intento sacar todo el rédito posible a la función. Si en el futuro sucedo a mi madre, lo haré lo mejor que pueda", es su compromiso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión