Despliega el menú
Internacional

Merkel advierte a los alemanes que la situación de la pandemia se agravará

La canciller federal teme peores datos de contagios en otoño e invierno y promete proteger a los menores, las empresas y la cohesión social.

German Chancellor Angela Merkel meets President Macron
Foto de archivo de Merkel usando mascarilla
CHRISTOPHE SIMON / POOL

La epidemia de coronavirus ha determinado la vida de los alemanes desde principios de año y amenaza con convertirse en un problema creciente en los meses fríos que se avecinan, subrayó hoy la canciller federal, Angela Merkel, quien advirtió a los ciudadanos alemanes de que en los próximos meses hay que contar con que la situación se agrave aún más frente al verano, dado que será inevitable pasar más tiempo encerrados entre cuatro paredes.

La jefa del Gobierno alemán desarrolló los tres objetivos prioritarios del Ejecutivo para hacer frente a la pandemia en otoño e invierno y afirmó que harán todo lo posible para que los niños no se conviertan en los grandes perdedores de la epidemia. "Y me refiero a todos los niños, da igual cuál sea su entorno", destacó la política conservadora. No menos importante es reactivar lo antes posible la vida económica en Alemania para mantener las empresas y conservar los empleos. La canciller destacó la necesidad de conservar e impulsar la capacidad innovadora alemana y se refirió a la protección del clima como uno de los campos en el que es posible su desarrollo.

Como tercer objetivo Merkel planteó procurar mantener en la medida de lo posible la cohesión social y recordó que la pandemia supone un reto, que resulta mayor para algunos sectores de la sociedad entre los que citó a la gente de avanzada edad, los necesitados de cuidados permanentes, los estudiantes, las familias con niños pequeños en viviendas reducidas, los pequeños empresarios y los artistas.

Preguntada por los errores cometidos a la hora de gestionar la pandemia, Merkel reconoció que el Gobierno ha tenido que reaccionar y corregir decisiones sobre la marcha. "Cuando nos enteramos de algo nuevo decidimos tomar nuevas medidas", señaló para reconocer seguidamente que nunca habría pensado que toda España podría ser declarada región de riesgo este verano. Igualmente defendió como "absolutamente necesarias" las ayudas multimillonarias para sostener la economía y aseguró que las arcas se pueden permitir todo lo aprobado.

Relaciones con Rusia

En cuanto a las relaciones con Rusia y el presunto envenenamiento del disidente Alexei Navalni, que se encuentra hospitalizado en la capital alemana y ayer experimentaba cierta mejoría en su estado, la jefa del Gobierno señaló que lo sucedido supone un nuevo revés para los contactos entre Berlín y Moscú, pero defendió mantener el diálogo abierto con el Kremlin. Comentó además que su deseo es una reacción conjunta de la Unión Europea ante este caso.

Merkel exigió de Moscú que respete la soberanía de Bielorrusia y afirmó que sus habitantes deben poder seguir su propio camino. Tras revelar que el presidente bielorruso, Alexánder Lukaschenko, se ha negado a hablar con ella por teléfono, dijo que la situación en ese país le recuerda el final de la extinta República Democrática Alemana.

Etiquetas
Comentarios