Despliega el menú
Internacional

coronavirus

España, Francia y Reino Unido motivos de preocupación en Europa por los rebrotes

La situación de los contagios y los rebrotes en Europa tiene como principales motivos de preocupación a España, el Reino Unido y Francia.

USO OBLIGATORIO DE MASCARILLAS EN ARAGON / 12/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]

La situación de los contagios y los rebrotes en Europa tiene como principales motivos de preocupación a España, el Reino Unido y Francia, ya que el resto de países del continente registra incrementos menores, aunque entre éstos los hay más relevantes, como en Alemania y Rumanía.

En España la preocupación de las autoridades crece al mismo ritmo que se incrementa el número de contagios diarios de coronavirus, que se ha multiplicado por siete desde que terminó el estado de alarma, cuando se reanudaron los desplazamientos masivos de personas y se intensificaron las relaciones sociales y la actividad económica.

El 21 de junio pasado, cuando terminó la alarma, Sanidad notificó 141 casos nuevos en una jornada. Este jueves se dio a conocer que hubo 971 positivos nuevos, con 281 brotes activos repartidos por todo el país y 3.200 casos asociados.

Francia vive un aumento de los casos de coronavirus en las últimas semanas que se está acelerando y que ha llevado a las autoridades a lanzar mensajes de alerta a la población porque constata que hay una relajación en las medidas de seguridad.

En su último boletín publicado el jueves, Sanidad Pública de Francia indicó que en las últimas 24 horas se habían declarado 1.062 nuevos casos y que la semana pasada el incremento de positivos fue del 27 % respecto a la precedente.

Desde el comienzo de la desescalada a comienzos de mayo, se han identificado 570 focos, de los cuales 10 corresponden al último día. Aunque de todos ellos sólo 120 siguen estando supervisados porque el resto se consideran cerrados.

El Reino Unido es el país de Europa con más muertes por coronavirus y el tercero del mundo más afectado por la pandemia. En total, han muerto en el Reino Unido más de 45.000 personas, con casi 300.000 casos confirmados.

El rebrote más serio hasta el momento se produjo a principios de mes en la ciudad de Leicester, que acaparó el 10 % de los casos de coronavirus de toda Inglaterra durante una semana. Esto obligó a cerrar todas las escuelas y los comercios no esenciales durante 15 días, para tratar de frenar la expansión de la pandemia.

Frente a la situación actual, donde el ritmo de muertes no disminuye, el Gobierno británico ha puesto en marcha nuevas medidas como la obligatoriedad, a partir de este viernes, de utilizar mascarillas en los comercios como supermercados, bancos y oficinas de correos.

Portugal cuenta 206 brotes activos de coronavirus, según los datos más recientes divulgados por las autoridades. La mayoría de ellos, el 65 %, se concentran en la región de Lisboa y Valle del Tajo, la más afectada por la pandemia. En esta región están vigentes hasta final de mes restricciones en diecinueve distritos, que están en situación de calamidad y bajo "deber de recogimiento" domiciliario, por lo que sus vecinos sólo deben salir de casa para actividades esenciales como trabajar o comprar alimentos.

El resto de la región de la capital tiene restricciones horarias nocturnas -la mayoría de los establecimientos deben cerrar a las 20.00 y se prohíbe la venta de alcohol después de esa hora- y limitaciones a las concentraciones de personas. Portugal registra 1.705 muertes y 49.379 infectados desde que comenzó la pandemia, con el ritmo de contagios en descenso en los últimos días, en los que se ha situado por debajo de los 300 nuevos casos diarios.

Rumanía  vive un fuerte repunte de casos, y el jueves se informaron de 1.112 nuevos contagios por coronavirus en las pasadas 24 horas, lo que supone un nuevo récord diario desde que la pandemia llegó en marzo. Según el último balance oficial, 25 pacientes diagnosticados de COVID-19 perdieron la vida entre el miércoles y el jueves, una cifra que eleva el número total de muertes relacionadas con la enfermedad a 2.126.

El número de infecciones diarias empezó a crecer a principios de junio, después de que experimentara una caída considerable el mes anterior. Las autoridades han atribuido este incremento a la excesiva relajación de la población, que dejó de estar confinada de manera obligatoria el 15 de mayo al levantar el Gobierno el estado de emergencia decretado por dos meses antes. El Gobierno ha señalado los lugares turísticos del litoral rumano como los principales puntos de los rebrotes, que también se han producido en hospitales y otros centros de ocio del resto del país.

Alemania, que quince días atrás tuvo su rebrote más grave con unos 1.800 contagios relacionados con un matadero, considera controlado ese foco, con 815 nuevos contagios en las últimas 24 horas, cifra moderada para un país con 83 millones de habitantes, y un factor de reproducción "R" del 0,89.

Sin embargo, sus autoridades observan con preocupación el número de infecciones detectadas entre quienes regresan del extranjero -unos 189 casos-. Entre ellos, una familia de Cottbus (este), en la que verificó el contagio de regreso de Mallorca y después de que empleados del padre le pidieran que se sometiera a un test.

En Bolonia, en Italia, se identificó este jueves un brote en una residencia de ancianos, con 21 enfermos. También el jueves se descubrió un nuevo foco en Molise (centro), después de que siete venezolanos de una misma familia dieran positivo.

En la isla de Capri (sur), las autoridades siguen el rastro de tres turistas romanos que visitaron la isla el fin de semana y han dado positivo, para comprobar qué contactos tuvieron, pero el alcalde ya ha garantizado que la situación está controlada. Mientras, en Roma las autoridades siguen de cerca a la comunidad bengalí, después de que se detectaran 39 positivos a principios de junio.

Suecia, país donde no se cerró la vida pública, ha visto cómo se disparaban sus contagios a niveles muy superiores a los de otros países nórdicos y con la más alta tasa de mortalidad del mundo por 100.000 habitantes del mundo.

La cifra diaria de nuevos contagios se sitúa en 338, en un país con 10 millones de habitantes. Sigue habiendo restricciones fronterizas a sus ciudadanos en los países vecinos y su desempleo se disparó al nivel más alto desde 1998 -un 10 %-, como consecuencia de los efectos económicos de la pandemia.

Bélgica ha decidido no avanzar hacia las siguientes etapas previstas de desconfinamiento sino pausar el proceso para hacer frente al repunte de casos (este viernes, la media de infecciones diarias detectadas a lo largo de una semana asciende a 220), que desde mediados de julio se detectó en comunidades locales pero ahora afecta ya al conjunto de la población,

No se ha dado marcha atrás a etapas anteriores pero sí se han introducido ligeros endurecimientos en cuanto a la obligación de llevar mascarillas, que ya se aplicaba a los lugares cerrados y ahora a las calles comerciales más transitadas, mientras se observa la situación de cerca en caso de que sean necesarias nuevas actuaciones.

Según la última actualización del Instituto Nacional de Salud Pública y medio ambiente holandés, entre el 15 y el 21 de julio en Holanda se notificaron 987 nuevos casos de coronavirus, casi el doble que la semana anterior.

Desde el pasado 1 de junio, todas las personas con síntomas leves pueden hacerse la prueba de la COVID-19 en los Países Bajos registrándose en el Servicio Municipal de Salud, pero las autoridades advierten de que es probable que los números sean "más altos" al creer que no todas las personas contagiadas son examinadas.

En Grecia ha habido hasta el momento 4.100 contagios registrados de coronavirus. Esta semana se sobrepasaron las 200 muertes desde que comenzase la pandemia en febrero y según las últimas cifras ha habido 201 fallecidos.

Aunque no se puede hablar de rebrotes como tal, sí se ha registrado un aumento ligero pero constante en los contagios que refleja la llegada de vuelos desde el extranjero. En la última semana cada día se han declarado casi 25 casos de media al día. Del total de casos, el 27,8 % esta relacionado con viajes a o desde el extranjero, el 50,4 % a casos ya conocidos mientras que el resto aún está siendo investigado. De los 46.893 test realizados a viajeros a su llegada a los aeropuertos griegos, tan sólo un 0,2 % dio positivo.

Este viernes se reintroduce en Austria el uso obligatorio de mascarillas en supermercados, bancos y oficinas de correos, 39 días después de haber sido eliminada esa medida debido al descenso de los contagios. El uso de la protección para boca y nariz sigue siendo obligatorio en transportes públicos y en centros médicos.

La medida de prevención se reactiva por el constante aumento de contagios, con 170 positivos registrados el jueves y que es la mayor cifra desde mediados de abril, después de que en mayo y junio la mayoría de los días la cifra de contagios fuera menor a 50.

República Checa ha registrado en los últimos días más de 200 positivos, y, en concreto, el jueves hubo 235 contagiados, el día con la mayor cifra desde junio, lo que ha llevado al Gobierno a imponer nuevas restricciones. Entre ellas están usar la mascarilla en espacios interiores donde acudan más de cien personas o limitar esas reuniones a 500 personas, cuando hasta la fecha podía asistir un millar. En este país centroeuropeo de 10,5 millones de habitantes hasta ahora han muerto 365 personas por COVID-19.

Polonia registró este viernes 458 nuevos positivos por Covid-19, según datos del Ministerio de Sanidad, la peor cifra desde el pasado 17 de junio, con el mayor número de casos concentrados en las provincias de Silesia y de la Pequeña Polonia (en el sur del país).

Se trata de la segunda jornada consecutiva en la que se registran más de 400 nuevas infecciones, lo que pone de manifiesto una tendencia ascendente después de que a finales de junio se registrara la cifra más baja de nuevos contagios en un día, con 193 positivos.

La cifra total de infectados desde el inicio de la pandemia se sitúa en 42.038. Además, en las últimas 24 horas fallecieron cuatro personas a causa del coronavirus, dos hombres y dos mujeres de entre 53 y 83 años, con lo que el número de muertos asciende a 1.655. 

Etiquetas
Comentarios