Despliega el menú
Internacional

Detienen en Japón a un exministro de Justicia y a su esposa por comprar votos

La mayoría del centenar de personas interrogadas admitieron haber recibido el dinero, mientras que la pareja siempre ha negado cualquier irregularidad en sus interrogatorios voluntarios.

Japón es uno de los países que reaccionó a tiempo frente a la pandemia
Japón, imagen de archivo.
Franck Robichon / Efe

El exministro de Justicia japonés Katsuyuki Kawai y su esposa Anri fueron detenidos este jueves por presuntamente entregar dinero a políticos y simpatizantes para comprar votos en la campaña de Anri a las elecciones de la Cámara Alta de 2019.

La fiscalía nipona acusa al exministro Kawai, de 57 años, y a su esposa, de 46, de comprar votos para las elecciones del pasado julio, en las que Anri ganó su escaño parlamentario, un acto que violaría la ley electoral para cargos públicos.

El arresto, del que medios locales como la cadena pública NHK se han hecho eco, se produjo un día después del término de la sesión ordinaria de la Dieta, el Parlamento japonés. Los legisladores tienen inmunidad contra el arresto mientras la sesión está en curso.

En la víspera, el Partido Liberal Democrático (PLD) del primer ministro Shinzo Abe, al que ambos pertenecían, aceptó la renuncia de la pareja, que, no obstante, comunicaron a la formación su intención de seguir siendo miembros parlamentarios.

El caso supone un golpe para Abe en un momento de caída de su popularidad, dado sus vínculos con Kawai, quien fue su asesor especial de Asuntos Exteriores antes de servir brevemente como Ministro de Justicia el año pasado.

Según la investigación de la fiscalía, Kawai y su esposa habrían repartido más de 25 millones de yenes (210.000 euros ó 234.000 dólares) en efectivo entre unas cien personas para asegurarse votos en la campaña, según detalles recogidos por los medios locales.

La mayoría del centenar de personas interrogadas admitieron haber recibido el dinero, mientras que la pareja siempre ha negado cualquier irregularidad en sus interrogatorios voluntarios.

La fiscalía cree que Kawai orquestó la campaña para su esposa y ofreció dinero a sus simpatizantes en sus distritos electorales en la prefectura de Hiroshima (oeste), a miembros de las asambleas provincial y locales, así como a los jefes de gobiernos locales.

El exministro de Justicia se disculpó públicamente el miércoles por las molestias a las partes afectadas, pero negó haber llevado a cabo ninguna actividad política ilegal. Su esposa Anri rechazó hacer comentarios, siguiendo el consejo de su abogado.

Este martes, la secretaria de Anri fue sentenciada a 18 meses de cárcel, suspendida a cinco años, por los pagos a simpatizantes. 

Etiquetas
Comentarios