Despliega el menú
Internacional

Otra muerte alimenta la maldición del clan Kennedy

Muere ahogada una nieta de Bob Kennedy, hermano de JFK, tras caer desde una canoa en la que también iba su hijo, que sigue desaparecido.

Maeve, con su hijo Gideon y su otra hija
Maeve, con su hijo Gideon y su otra hija
Twitter

 La desgracia sigue cebándose con la familia Kennedy. La última víctima de la 'maldición' de esta estirpe es Maeve Kennedy McKean, de 41 años, nieta de Bob Kennedy, y cuyo cuerpo sin vida fue hallado el lunes, cuatro días después de caer al South River junto a su hijo Gideon, de 8 años, y que sigue desaparecido. La sobrina nieta de John F. Kennedy y su hijo cayeron al agua el jueves desde una canoa en la bahía de Chesapeake, cerca de Washington. Los buzos hallaron el cuerpo de Maeve a casi ocho metros de profundidad y siguen buscando al pequeño Gideon.

Este siniestro eslabón alarga la dramática cadena de luctuosos hechos que soporta la célebre dinastía estadounidense, sacudida con reiteración por la tragedia desde el asesinato en Dallas, en 1963, del presidente John Fitzgerald Kennedy (JFK).

El cuerpo de McKean fue hallado a casi cuatro kilómetros de la casa que su madre, Kathleen Kennedy Townsend, tiene en la costa. La familia se había instalado allí para aislarse del coronavirus, según el 'Washington Post'. McKean y su hijo se subieron a la canoa para recoger del agua una pelota y la fuerte corriente les arrastró. "De alguna manera fueron empujados por el viento o la marea a la bahía abierta", escribió en Facebook David McKean, el marido de Maeve.

Kathleen Kennedy Townsend, de 68 años y exvicegobernadora de Maryland, es hija de Robert Kennedy, antiguo fiscal general de Estados Unidos en la administración de su hermano John, y asesinado en 1968, cinco años después de la muerte de JFK, cuando se disponía a ganar las primarias del partido demócrata y concurrir a las elecciones presidenciales.

Sobredosis y accidentes

Además de los asesinatos de John y Robert, la poderosa saga de origen irlandés ha sufrido todo tipo de dramas. David, uno de los once hijos de Ethel y Bob Kenneddy, murió a los 28 años por una sobredosis de cocaína en un hotel de Florida en 1984. Otro de sus hijos, Michael, falleció tras golpearse contra un árbol mientras esquiaba en Aspen, Colorado, en la víspera de Año Nuevo en 1997. Estaba jugando con un balón de fútbol americano mientras esquiaba montaña abajo. Tenía 39 años y era padre de tres hijos.En 1999 John F. Kennedy Jr., el hijo de JFK, su mujer Carolyn Bessette Kennedy, y su cuñada Lauren Bessette, murieron al estrellarse el avión que pilotaba el propio JFK Jr, quien sería responsabilizado del siniestro al perder la orientación antes de estrellarse en el Atlántico.

Saoirse Kennedy Hill, otra nieta de Robert, también murió el año pasado de una sobredosis, a la edad de 22 años. El hermano mayor de JFK, Joe Kennedy Jr., murió en una catástrofe aérea en 1944, tras presentarse como voluntario para pilotar en una peligrosa misión de bombardeo en la Francia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Etiquetas
Comentarios