Despliega el menú
Internacional

yihadismo

Piden 10 años a un yihadista reincidente por captar adeptos al Dáesh en Ceuta

De forma alternativa propone una pena de 9 años por el delito de captación y adoctrinamiento terrorista y 10 años de libertad vigilada.

La Policía detiene en Ceuta a un hombre por presunto adoctrinamiento en el yihadismo
La Policía detiene en Ceuta a un hombre por presunto adoctrinamiento en el yihadismo

Un presunto yihadista reincidente se enfrenta a 10 años de prisión por captar adeptos al Dáesh en las redes sociales y a través de una red de captación desarticulada en 2016 en el barrio ceutí de El Príncipe, una operación en la que él ya fue detenido y por la que fue condenado a 4 meses de cárcel.

Dada la baja condena, impuesta en abril de 2017, la Audiencia Nacional se la dejó en suspenso con la condición de que no volviese a delinquir en dos años, sin embargo, meses después, en noviembre, volvió a ser detenido por continuar con su actividad de adoctrinamiento y captación para el Dáesh como miembro activo de su "aparato propagandístico", al que se cree que pertenecía desde 2013.

En el juicio que se celebrará en la Audiencia Nacional a partir del miércoles, el fiscal expondrá que el acusado, I.M.A., que se encuentra en prisión preventiva, estaba encuadrado en los autodenominados "activistas informativos" del Dáesh, al que "mostró su completa adhesión ideológica" y su deseo de "promover ataques terroristas contra intereses occidentales".

"Ha venido desarrollando de manera sostenida en el tiempo la estrategia y las acciones terroristas de Dáesh a través de acciones de propaganda, selección y reclutamiento de futuros adeptos, además de haber asumido las tareas de propaganda, difusión de mensajes de incitación al odio, de justificación y enaltecimiento de la yihad, la violencia y el martirio terrorista, incluyendo el menosprecio o humillación de las víctimas de los atentados" de esta organización.

Prueba de ello, indica el fiscal, es la cantidad de archivos multimedia de corte yihadista hallados en su dispositivo móvil, "donde se encontraron miles de imágenes, vídeos, audios, y otros tipos de archivos, todos ellos con contenido netamente terrorista y propagandístico, muchos de ellos de altísima violencia, elaborados por plataformas mediáticas vinculadas al Dáesh"

Es por ello que considera que el procesado "constituía en sí mismo una célula local autónoma creada bajo los dictados y premisas del Dáesh, que asumía completamente el ideario de la organización terrorista, constituyendo su actividad una prolongación" de la organización terrorista en España.

También cree que constituía "una pieza esencial en el aparato de captación y adoctrinamiento del Dáesh y a través de varios perfiles en redes sociales, chat privados y canales en YouTube realizó "una difusión extraordinariamente activa de mensajes en los que no sólo se posiciona a favor del ideario del grupo terrorista Dáesh", sino que además, "desarrollaba dinámicas de enaltecimiento y justificación publica de la violencia".

El procesado, prosigue el escrito, "asumió un papel de responsabilidad como verdadero miembro del aparato de propaganda del Dáesh, actuando de forma activa en el adoctrinamiento de terceras personas".

El fiscal pide por todo ello 10 años de prisión por un delito de participación activa en organización terrorista y otros 10 años de libertad vigilada.

De forma alternativa propone una pena de 9 años por el delito de captación y adoctrinamiento terrorista y 10 años de libertad vigilada.

Etiquetas
Comentarios