Despliega el menú
Internacional

solidaridad

Open Arms pide un puerto para 73 rescatados pues la situación es "crítica"

Este domingo, además, los guardacostas italianos han recuperado los cuerpos de cinco personas después de que una barcaza con más de un centenar de migrantes a bordo se hundiera frente a las costas de Lampedusa.

El Open Arms acoge ahora a decenas de personas, entre ellos, varios niños.
El Open Arms acoge ahora a decenas de personas, entre ellos, varios niños.
Juan Medina/Reuters

La ONG española Open Arms ha hecho este domingo un llamamiento a los gobiernos europeos para que autoricen un puerto seguro en el que poder desembarcar a los 73 migrantes que llevan a bordo desde hace tres días y afirmó que la situación es crítica.

"Hace 3 días rescatamos una embarcación a la deriva en peligro de naufragio con 73 personas a bordo entre las cuales hay numerosos casos que requieren atención médica especializada, (quemaduras, heridas, etc)", dijo el jefe de misión a bordo del Open Arms, Riccardo Gatti, en un mensaje.

La ONG ha solicitado "reiteradamente puerto seguro donde desembarcar pero, por el momento las autoridades responsables no han accedido".

Gatti también señaló que "la situación a bordo es crítica debido al estado de salud de las personas y el fuerte temporal".

El jefe de misión contó que de los 73 salvados hay 26 menores (dos muy pequeños, con edades de entre 3 y 4 años, y 24 de hasta 17 años que viajan solos). En total son cuatro mujeres y 69 hombres.

A bordo hay "diferentes casos médicos" que necesitan "evacuación inmediata", como por ejemplo el de "un chico que presenta disparos en una pierna y está muy afectada"; otro "con fiebre alta y no se le baja"; "personas con graves contusiones debidas a la mezcla de gasolina y del agua del mar" y "uno de los niños más pequeños que presenta claros síntomas de estrés postraumático".

El barco se encuentra en aguas italianas, cerca de las costas de Siracusa (Sicilia, sur), después de que las autoridades del país autorizaran su entrada debido al fuerte temporal en el mar, con "olas de hasta 3 metros".

Gatti relató que las personas a bordo están "asustadas y mareadas" por el temporal, pero celebró que en las últimas horas hayan podido acceder a aguas italianas, "con un mar más calmado".

Gatti calificó la situación de "vergonzosa" y dijo que los países europeos deberían establecer un mecanismo de desembarco inmediato tras los rescates para que las personas socorridas no tengan que esperar "nada" en el mar.

Finalmente, apuntó a que el Gobierno español está al corriente de la situación, pues Open Arms ha comunicado "todo a todas las autoridades, incluidas las del estado de bandera" de la embarcación.

El pasado agosto, el barco de la organización Open Arms permaneció en el mar durante veinte días y en este tiempo llegó a tener hasta 160 migrantes rescatados a bordo, aunque varios pudieron ser evacuados antes del desembarco en la isla italiana de Lampedusa (sur) el 20 de agosto. 

Por otro lado, los guardacostas italianos informaron también este domingo de que han recuperado cinco cuerpos sin vida después de que una barcaza con más de un centenar de migrantes a bordo se hundiera el sábado frente a las costas de Lampedusa (sur).

La Guardia Costera informó de que a última hora del sábado avistó "un pequeño bote en dificultad a menos de una milla de la costa" de la isla de Lampedusa, que momentos después se hundió.

Procedieron de inmediato al rescate y lograron salvar a 149 personas -en una primera comunicación aseguraron que eran 143-, que ya se encuentran en la isla y reciben asistencia médica y psicológica.

De los 149 salvados, 133 son hombres, 13 mujeres y 3 niños.

Los guardacostas italianos peinan desde entonces la zona en busca de otros posibles supervivientes y ya han recuperado en el mar tres cuerpos de tres mujeres que se ahogaron, mientras que otras dos mujeres fallecidas han sido encontradas en la orilla.

La ONG española Open Arms dijo en Twitter que los socorridos confirmaron "la desaparición de 20 personas".

De momento, un helicóptero y una lancha patrullera de la Guardia Costera italiana continúan las labores de búsqueda de posibles personas con vida, a pesar de que "las condiciones meteorológicas y marítimas son adversas".

El rescate del sábado fue muy complicado "por el número de personas que cayeron al mismo tiempo al mar" y por el temporal, "con olas de hasta dos metros de altura", pero los guardacostas intentaron a pesar de ello salvar al mayor número de personas posible, se lee en la nota.

Etiquetas
Comentarios