Despliega el menú
Internacional

chile

Aumentan a 23 los fallecidos durante las protestas en Chile

Un joven murió este viernes en una manifestación en la capital del país tras sufrir un paro cardíaco y no poder ser atendido correctamente ante los disparos de los Carabineros, según denunció el servicio de emergencias.

El número de fallecidos durante el estallido social que vive Chile desde hace un mes se eleva ya a veintitrés, después de que anoche un joven perdiera la vida en una manifestación en la capital, informó este sábado el Gobierno.

El hombre, de 29 años, participaba en una concentración en Plaza Italia, epicentro de las protestas, cuando sufrió un paro cardíaco y fue asistido in situ por personal del Servicio de Atención Metropolitano (SAMU) y trasladado a un hospital cercano, donde falleció, explicó la Subsecretaría de Interior.

En un comunicado, el SAMU denunció que los Carabineros (policía) lanzaban agua y disparaban perdigones y gases lacrimógenos mientras el manifestante era atendido y que, incluso, una de sus profesionales fue herida, como se ve en varios vídeos colgados en las redes sociales.

Esta situación impidió dar los cuidados necesarios al paciente, se tuvo que retrasar la reanimación y hubo que evacuarle ante la inseguridad reinante, afirmó el servicio de emergencias y agregó: "Como funcionarios de salud no podemos tolerar el actuar de la fuerza policial".

Las protestas del viernes dejaron además 268 detenidos y 26 manifestantes heridos, que se suman a los miles registrados durante este mes de convulsión social, según el informe oficial, que no hizo referencia a la denuncia del SAMU.

El histórico acuerdo anunciado la noche del jueves por las fuerzas parlamentarias del país para convocar un plebiscito en abril de 2020 y preguntar a la ciudadanía si quiere cambiar la Constitución y qué mecanismo prefiere para redactar el nuevo texto no logró amainar los ánimos de los manifestantes, que volvieron a salir en masa a las calles el viernes.

La crisis chilena, que cumple un mes el lunes, comenzó por una subida del precio del billete de metro y con los días se convirtió en un clamor popular contra el desigual modelo económico del país, la represión y el Gobierno, que decretó el estado de emergencia y el toque de queda durante los primeros días.

Las protestas, las más graves desde el retorno de la democracia en 1990, han dejado episodios de gran violencia, con saqueos, incendios, destrucción de mobiliario público y cruentos enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales, muy cuestionadas por la represión.

Etiquetas
Comentarios