Despliega el menú
Internacional

El Rey cierra su visita a Cuba con un encuentro sorpresa con Raúl Castro

Borrell califica de "hito en la historia real" la defensa de los derechos humanos que hizo Felipe VI.

Fotografía cedida por Estudios Revolución de rey de España Felipe VI (i) hablando con el expresidente de Cuba y actual líder del Partido Comunista del país (PCC), Raúl Castro
Fotografía cedida por Estudios Revolución de rey de España Felipe VI (i) hablando con el expresidente de Cuba y actual líder del Partido Comunista del país (PCC), Raúl Castro
Efe

Felipe VI se reunió finalmente con Raúl Castro antes de finalizar su histórico viaje a Cuba junto a la reina Letizia. El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aceptó con satisfacción la invitación sorpresa para el encuentro con el mítico líder cubano que hizo la revolución con su hermano Fidel y transfirió el poder el año pasado al vicepresidente Miguel Díaz-Canel. Fue tras la cena en el Palacio de los Capitanes, con la que el Rey devolvía la cortesía al anfitrión, cuando el Gobierno cubano ofreció al Ejecutivo español la posibilidad de improvisar ese encuentro histórico.

Don Felipe ya había tenido oportunidad de estrechar la mano de Castro en 2009 durante la toma de posesión del presidente de Ecuador Rafael Correa cuando aún era príncipe, pero ahora se estrena como Rey con un encuentro privado durante un viaje histórico. Esta es la primera vez que un monarca español realiza una visita de Estado a Cuba, el único país iberoamericano que no había contado con esa deferencia. Era, según Borrell, un viaje "imprescindible" para corregir una "anomalía" histórica que ha dejado vacante el trono nunca ocupado que España envió en 1893 para la eventual presencia de un rey en la isla. El 500 aniversario de la fundación de La Habana proporcionó "una ocasión de oro" para corregirla, porque "España no podía no estar representada al máximo nivel en un acontecimiento tan nuestro", justificó tajante el ministro antes de partir.

Homenaje a los caídos en la guerra 

Este jueves, don Felipe y doña Letizia rindieron también homenaje en Santiago de Cuba a los caídos en la guerra hispano-norteamericana de 1898, primero en el Castillo del Morro de San Pedro de la Roca, para recordar a los muertos en la batalla naval liderada por el almirante Pascual Cervera, y luego en las Lomas de San Juan, donde tuvo lugar la principal batalla terrestre.

Los Reyes visitaron el castillo y recorrieron las salas del museo donde se rememora la batalla naval del 3 de julio de 1898. En una de las salas se expone ahora el cuadro regalado por los Reyes 'El mar que nos une', una obra de José Arias acompañada de una placa en la que se explica "este cuadro proyecta ese mar que, en ambas direcciones, une en pensamiento y sentimiento a la Republica de Cuba y al Reino de España".

Fue una breve ceremonia, finalizada con un toque de oración por parte de un corneta, en el que un relator leyó un texto para homenajear "con la vista puesta en el horizonte de esta mar que durante siglos ha servido de camino de unión con España, a los marinos españoles que perdieron la vida en combate en 1898". "La heroica actuación de los miembros de la Armada Española, guiada siempre por la lealtad y el amor a España, será recordada como un ejemplo de coraje, valor y honor",  añadió.

En el castillo se ha colocado una placa que deja constancia de la visita de los Reyes de España con motivo de su viaje de Estado. 

Etiquetas
Comentarios