Despliega el menú
Internacional

internacional

Un muerto y más de 150 heridos en una de las mayores manifestaciones en Bagdad tras la caída de Saddam Hussein

Las promesas de reformas por parte del presidente y del primer ministro no logran disuadir a las miles de personas que protestan por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción.

Baghdad (Iraq), 31/10/2019.- Iraqi protesters gather during the ongoing protests al Tahrir square, in central Baghdad, Iraq, 31 October 2019. At least 74 protesters were killed since the protests resumed against the government in Iraq on 25 October, medical officials said. (Protestas, Bagdad) EFE/EPA/MURTAJA LATEEF Ongoing protests at al-Tahrir square, in central Baghdad
Las protestas masivas en las calles de Bagdad se vienen sucediendo desde principios de octubre.
EFE / Murtaja Lateef

Al menos una persona ha muerto y más de 150 han resultado heridas a causa de la represión policial de la manifestación que se ha celebrado este viernes en Bagdad, una de las mayores protestas contra el Gobierno de Iraq desde la caída del régimen de Saddam Hussein. Decenas de miles de iraquíes se han concentrado un viernes más en la plaza Tahrir de Bagdad, donde ya hay una sentada de protesta con la que los manifestantes controlan los accesos de peatones y vehículos al lugar.

Las protestas, marcadas por las críticas por la falta de empleo, el mal estado de los servicios públicos y la corrupción, estallaron el 1 de octubre y desencadenaron en los días posteriores una violenta respuesta por parte de la Policía, a la que se ha acusado de utilizar fuego real.

Esta vez los enfrentamientos se han producido en el puente de la República sobre el río Tigris que conduce a la fortificada 'Zona Verde' de Bagdad, donde se encuentran los edificios oficiales y las embajadas y misiones extranjeras en Irak.

La Policía ha usado balas de goma y gases lacrimógenos. Una mujer ha muerto al ser alcanzada en la cabeza con un bote de gas lacrimógeno, mientras que otras 155 personas han resultado heridas. El jueves por la noche otras cinco murieron en incidentes similares. En el último mes han muerto al menos 250.

"Somos pacíficos y aún así nos atacan. ¿Qué somos, milicianos de Estado Islámico?", se ha quejado Barha, un manifestante de 21 años con la cara vendada. "He visto a un hombre morir y me he llevado un golpe en la cara con un bote de gas lacrimógeno", ha contado.

Amnistía Internacional denunció el jueves que las fuerzas de seguridad iraquíes están usando botes de gas lacrimógeno "nunca vistos" porque han sido modificados para simular granadas militares, por lo que son hasta diez veces más potentes que los normales.

El ayatolá Alí al Sistani, el principal clérigo chií de Irak, ha advertido en su sermón semanal de que, si las fuerzas de seguridad siguen cargando contra los manifestantes, se desatará "el conflicto civil, el caos y la destrucción".

En este contexto, el presidente iraquí, Barham Salí, anunció el jueves que el primer ministro, Adel Abdul Mahdi, se ha ofrecido a dimitir si los diferentes grupos políticos acuerdan un sustituto, en un intento por calmar los ánimos. 

Estados Unidos urge al Gobierno a "escuchar"

Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha instado a "todas las partes" a "rechazar la violencia". "La investigación del Gobierno de Irak sobre la violencia a principios de octubre careció de la suficiente credibilidad y el pueblo iraquí merece verdadera Justicia", ha reclamado.

No obstante, Pompeo ha dado la bienvenida a "cualquier esfuerzo serio del Gobierno de Iraq para abordar los actuales problemas de la sociedad iraquí", instándole a "escuchar" las "legítimas demandas" de los manifestantes.

Además, ha pedido específicamente al Gobierno retirar "las recientes restricciones a la liberad de expresión y de prensa". "Una prensa libre es inherente a la reforma democrática", ha recordado en un comunicado difundido este viernes.

Finalmente, el jefe de la diplomacia estadounidense ha avisado de que Washington seguirá observando atentamente la evolución de los acontecimientos y ha reiterado el apoyo de la Casa Blanca "a las instituciones y el pueblo de Iraq", así como a su "seguridad, estabilidad y soberanía"

Etiquetas
Comentarios