Despliega el menú
Internacional

El fuego mantiene fuera de sus casas a cientos de miles de personas en California

Los bomberos no logran controlar un devastador incendio avivado el domingo por las fuertes rachas de viento 

Varios bomberos miran cómo un helicóptero arroja agua sobre el incendio Getty.
Varios bomberos miran cómo un helicóptero arroja agua sobre el incendio Getty.
ETIENNE LAURENT/EFE

Cientos de miles de personas siguen evacuadas en California (EE. UU.), entre ellos famosos de Hollywood, por los incendios que han quemado ya más de 30.000 hectáreas.

Las autoridades locales advirtieron hoy de que los más de 10.000 residentes de la exclusiva zona de Los Ángeles afectada por el bautizado como incendio Getty -donde se encuentran las viviendas de famosos como la estrella de la NBA LeBron James- de momento no podrán regresar a sus casas. En una noche que calificó de "loca" en redes sociales, al tres veces campeón de la NBA le costó encontrar un lugar donde pasar la noche y alertó que Getty "no es ninguna broma".

En una rueda de prensa, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo que "pese a que el humo no se ve en las mismas cantidades que ayer, la orden de evacuaciones se mantiene".

Entre los evacuados figuran la actriz Kristin Davis, conocida por su participación en la serie 'Sexo en Nueva York'; los padres del propio Garcetti y la exesposa de Schwarzenegger, Maria Shriver. Davis compartió una imagen donde se ven las llamas entre varios árboles cercanos a su casa. "Esto nos despertó también. Estamos a salvo. Niños y perros. Gracias, bomberos, y por favor: váyanse si están en una área de evacuación. Manténgase a salvo", escribió a sus seguidores.

Las evacuaciones continúan por los fuertes vientos que se esperan para esta noche de hasta 112 kilómetros por hora y que podrían avivar un fuego que se recrudeció este domingo por los ráfagas de más de 144 kilómetros/hora  y que obligó a la evacuación inmediata de más de 180.000 personas y ciudades enteras.

Garcetti recomendó a los ciudadanos que hagan caso de las instrucciones de los bomberos y de otros profesionales que trabajan en la extinción del fuego y que se mantengan a salvo.

La emergencia para el norte de California es aún mayor, donde las autoridades informaron de que otro incendio, el fuego Kincade, ya ha consumido 30.519 hectáreas y destruido 123 estructuras, incluidas 53 casas. Casi 156.000 personas permanecen fuera de sus domicilios en el condado de Sonoma.

Residentes de ciudades como Geyserville, Windsor y Healdsburg llenaron las decenas de refugios instalados desde Petaluma hasta la urbe de San Francisco. Esta mañana las ordenes de evacuación se extendieron al condado Lake, e incluyen la zona recreativa del Casino Twin Pine.

Hospitales evacuados

Varios hospitales de la zona han sido evacuados. Al menos 200 pacientes, entre los que se encuentra 20 en estado crítico, fueron enviados a hospitales del área de la Bahía de San Francisco.

Los bomberos han logrado ganar terreno a las llamas y las han contenido en un 15%, aunque las autoridades se preparan para el regreso de fuertes vientos al área con velocidades que superan los 80 kilómetros por hora.

A los incendios se suman los apagones programados por las compañías de energía para evitar que cables derrumbados o equipos eléctricos puedan causar nuevos focos de fuego, que este martes afectaban al menos 1,8 millones de personas en el norte del estado. La compañía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E), decidió cortar el servicio en el norte de California. Las primeras investigaciones revelaron precisamente que el incendio se originó muy cerca de un equipo eléctrico de PG&E.

En octubre de 2017, otro incendio que arrasó con más de 15.400 hectáreas en esta misma región comenzó por la falla del sistema eléctrico, y dejó 22 muertos y más de 5.600 estructuras destruidas. Los daños económicos por ese incendio, que duro 23 días, superaron los 1.300 millones de dólares.

Etiquetas
Comentarios