Despliega el menú
Internacional

estados unidos 

El gobernador de California declara emergencia en el estado por incendios

El incendio de Kincade ha quemado más de 12.000 hectáreas hasta la fecha, se han evacuado a casi 200.000 personas y ha amenazado cientos de estructuras.

Healdsburg (United States), 27/10/2019.- The Soda Rock Winery erupts in flame as the Kincade Fire continues to burn in Healdsburg, California, USA, 27 October 2019. According to reports, the Kincade Fire has burned more than 25,000 acres and triggered mandatory evacuations of about 90,000 residents in the area. (Incendio, Estados Unidos) EFE/EPA/PETER DASILVA Kincade Fire wildfire
Incendios en California.
PETER DASILVA

El gobernador de California (EE.UU.), Gavin Newsom, ha declarado este domingo una emergencia en todo el estado debido a los incendios que se han extendido con rapidez a consecuencia de los fuertes vientos y que han obligado a masivas evacuaciones.

El incendio de Kincade, en el condado norteño y vinícola de Sonoma, ha quemado más de 12.000 hectáreas hasta la fecha, llevado a la evacuación de casi 200.000 personas y amenazado cientos de estructuras, explicó el gobierno de California en un comunicado.

Los bomberos y servicios de emergencia en el norte del estado no han logrado controlar un devastador incendio avivado este domingo por las ráfagas de viento de más de 144 kilómetros por hora.

A partir de este domingo, señaló el gobierno de California, hay más de 3.000 efectivos, locales y federales, dedicados al incendio de Kincade.

"Estamos desplegando todos los recursos disponibles y estamos coordinando con numerosas agencias a medida que continuamos respondiendo a estos incendios", dijo el gobernador en un comunicado.

La prioridad se concentra en salvar las ciudades de Healdsburg y Windsor, en el condado de Sonoma, hacia donde las llamas se dirigen. La orden de las autoridades es "váyase ahora".

Varios hospitales de la zona han sido evacuados. Al menos 200 pacientes, entre los que se encuentran 20 en estado crítico, fueron enviados a hospitales del área de la Bahía de San Francisco.

La labor de los bomberos es complicada ya que los fuertes vientos no han cesado en la región desde hace varios días.

Los esfuerzos de evacuación se han visto obstaculizados además por la falta de electricidad, debido a que en la región más de un millón de clientes carecen de ella.

La compañía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E) decidió cortar el servicio a casi dos millones de sus clientes en el norte de California por el temor de que los cables derrumbados o fallos en el equipo eléctrico causaran más focos de fuego.

Las primeras investigaciones revelaron que el incendio de Kincade se originó muy cerca de un equipo eléctrico de PG&E.

Además, el incendio en Tick, en el sur de California, también destruyó estructuras, amenazó hogares e infraestructura básica, y provocó la evacuación de decenas de miles de residentes.

El gobernador ha anunciado un programa de 75 millones de dólares para que los gobiernos estatales y locales mitiguen los impactos de los cortes de electricidad para prevenir más incendios.

Newsom había declarado el viernes pasado el estado de emergencia para los condados de Sonoma y Los Ángeles. 

Etiquetas
Comentarios