Internacional

Una pareja demanda a una clínica de fertilidad tras ver que su hija tenía rasgos asiáticos

Cuando el padre se hizo una prueba de ADN descubrió que se usó el esperma de otro hombre para fecundar el óvulo de su mujer. Ahora buscan a su padre biológico porque la niña, que ahora tiene 6 años, sufre una enfermedad.

La niña tiene ahora seis años
La niña tiene ahora seis años
HA

Una pareja blanca de Nueva Jersey (EE.UU.) ha demandado a la clínica de fertilidad local a la que recurrió hace años para concebir a su hija, que resultó tener rasgos asiáticos, según informaron medios locales.

El abogado de la pareja, David Mazie, dijo al canal ABC 7 que la niña desarrolló rasgos asiáticos a los dos años de edad y cuando su padre se hizo una prueba de ADN descubrió que había "cero probabilidad" de que biológicamente fuera suya.

La pareja, que se gastó unos 500.000 dólares en el Institute for Reproductive Medicine and Science de Saint Barnabas, ha denunciado a la clínica por fecundar el óvulo de ella con el esperma de un hombre que no era su marido, de acuerdo a los documentos judiciales.

Además, intentan averiguar quién es el padre biológico de la niña, que tiene seis años, porque padece una enfermedad sanguínea asociada al sureste asiático, de la que la pareja no es portadora.

"Sigue siendo su hija. La aman. Hoy tiene seis años", añadió Mazie sobre los padres, que se divorciaron debido a la "tensión" causada por esta supuesta negligencia y que aseguró al portal NJ.com que tenían "derecho a concebir una hija con los genes de ambos".

El padre no biológico, que quedó "devastado" por el hallazgo, sigue visitando a la niña pero esperará para revelarle su origen, mientras a su vez exige saber si su esperma se utilizó para concebir algún niño.

"Me gustaría estar involucrado", afirmó. "Como niño, quieres saber de quién y de dónde vienes. Y creo que soy una buena persona. Me gustaría que supieran quién soy como persona, y sepan sobre mí tanto como yo supe sobre mi madre y mi padre", agregó.

Un juez de la Corte Superior del condado de Essex ha ordenado a la clínica que entregue una lista de hombres y mujeres que recibieron tratamiento en las mismas fechas que esta pareja, en torno a noviembre de 2012.

Los abogados de la clínica argumentan que publicar la información infringiría la ley, pero el juez alega que la información personal que permita identificar a las personas se podría suprimir de la lista, no así la del hombre en concreto que buscan.

Etiquetas
Comentarios