Internacional

francia

Miles de personas participan en la "contracumbre" del G7

El G7, constituido por Francia, Alemanía, Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Canadá y Japón, se reúne en Francia este fin de semana. 

Miles de personas marchan desde Hendaya en la "contracumbre" del G7.
Miles de personas marchan desde Hendaya en la "contracumbre" del G7.
Efe

La manifestación organizada por distintos colectivos sociales contra la cumbre del G7 de Biarritz (Francia) ha unido este sábado en un ambiente festivo las localidades fronterizas de Hendaya (Francia) e Irún (Guipúzcoa), sin que se hayan registrado incidentes durante el recorrido.

La marcha, en la que han participado unas 15.000 personas, según los organizadores, se ha caracterizado por su carácter no violento y pacífico, a pesar de que la pasada madrugada un total de 17 personas fueron detenidas y cuatro policías resultaron heridos de levedad en los altercados que se produjeron en la localidad vascofrancesa de Urrugne, en torno al campamento de la 'contracumbre' del G7.

Las autoridades españolas y francesas tenían puesta su atención desde días atrás en la celebración de esta marcha por la posibilidad de que elementos violentos antisistema se infiltraran en ella con la intención de provocar incidentes, si bien los promotores de la iniciativa habían reiterado desde el lunes que todas sus actividades serían pacíficas.

La manifestación, que ha discurrido sobre un trayecto de tres kilómetros y medio entre el puerto deportivo de Hendaya e Irún, ha sido el acto central de la "contracumbre" que las plataformas "G7 Ez" y "Alternatives G7" han llevado a cabo desde el pasado miércoles, entre Irún y las poblaciones francesas de Hendaya y Urrugne, en contra del la reunión del G7 que tiene lugar del 24 al 26 de agosto en Biarritz (Francia).

La "contracumbre", durante la que se han programado decenas de charlas, talleres y mesas redondas, ha contado con la participación de destacados dirigentes políticos como Arnaldo Otegi (EH Bildu) y los diputados de Unidas Podemos Juantxo López Uralde, Pilar Garrido, Roberto Uriarte y Miren Gorrotxategi, además de Marta Rovira (ERC), está última (huida de la justicia) a través de una videoconferencia.

Ha partido pasadas las 11.00 encabezada por una gran pancarta en la que figuraba el lema: "No al G7, construyendo otro mundo", en euskera, español y francés. Los manifestantes, entre los que se encontraban el coordinador general de Sortu, Arkaitz Rodríguez, la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, y la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, han coreado distintos lemas contra el G7, así como en favor de alternativas al modelo de desarrollo neoliberal.

A pesar del gran dispositivo de seguridad dispuesto en torno a la frontera, la comitiva ha discurrido sin gran presencia policial en la parte francesa, salvo un discreto operativo de agentes de paisano, la presencia de un helicóptero y un dron, si bien en la española ha sido custodiada por varias furgonetas de la Ertzaintza.

Sobre las 12.40, la comitiva ha llegado al puente internacional de Santiago, donde la cabecera de la manifestación ha atravesado la frontera entre Francia y España rompiendo cuatro grandes carteles con la frase "Fronteras impuestas a los pueblos".

Anabel Sanz, la encargada de leer el texto en español, ha criticado "la aceleración y agravamiento de los daños sociales, ecológicos y democráticos causados a escala planetaria por la ofensiva neoliberal", al tiempo que ha rechazado las políticas del G7 que "han aumentado las desigualdades sociales".

Seguidamente, los manifestantes se han dispersado sin mayores incidentes. Está previsto que las últimas actividades de la "contracumbre" tengan lugar mañana con distintas concentraciones pacíficas en siete lugares diferentes del País Vasco y el País Vasco francés.

Tiñen de verde la ría de Bilbao 

Opositores a la celebración de la cumbre del G-7 en Biarritz (Francia) han teñido de verde la ría de Bilbao a su paso por el casco viejo de la ciudad, una acción de protesta reivindicada en redes sociales por opositores a la cumbre que según el Gobierno vasco se ha realizado con un colorante inocuo.

Hace unos años, en el 2010, también hubo otra protesta similar que tiñó la ría de verde, en aquella ocasión contra el tren de alta velocidad. Desde el Gobierno Vasco se ha comprobado que se trata de un colorante que no es contaminante y no afectará al río.

Etiquetas
Comentarios