Despliega el menú
Internacional

entrevista

Yago de Marta: "Trump habla a la base biológica del individuo"

Yago de Marta (Zaragoza, 1978) reside en Ciudad de México. Entrenador de candidatos presidenciales y primeros ejecutivos

Sentado también sabe comunicar Yago de Marta.
Sentado también sabe comunicar Yago de Marta.
Raúl Lahoz

El zaragozano Yago de Marta, ‘Hall of Fame’ por la revista ‘Campaigns & Elections’, es entrenador de importantes líderes del mundo y el más destacado de Latinoamérica.

Los candidatos políticos internacionales más importantes le persiguen. ¿Qué tiene usted que su asesoría procuran?

Cuanto más relevante es una figura, más entiende la importancia de la comunicación en el proceso de crecimiento y subida. Ellos saben que es absolutamente determinante en los momentos más importantes estar preparado para comunicar de forma que muevas a los demás. Si quieres ser el mejor comunicando, te entrenarás. Mover al otro es algo que todos tratamos de hacer; pero son los que saben hacerlo con maestría los que encarnan los grandes liderazgos sociales o corporativos.

Recientemente hubo elecciones en España. Háblenos de los nuevos liderazgos políticos en España: Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias, Santiago Abascal… También, en Zaragoza hay una voz nueva en la alcaldía, Jorge Azcón...

Hoy, una vez más, tenemos liderazgos jóvenes en España. En general, todos ellos son buenos comunicadores. Pero los ciudadanos notamos lo fácil que es que la labia parezca prepotencia, exceso de fuerza o erudición. Esos defectos vienen del exceso de confianza y siempre tienen su coste, se gane o se pierda. De poco sirve ser joven si pareces viejo.

Aseguran que una de las armas más poderosas de Trump reside en su aparente sinceridad.

Reside en hablar a la base biológica del individuo. En apelar a los elementos de los que no se habla pero existen. Hay sentimientos que en público rechazamos pero que íntimamente sabemos que compartimos, incluso con culpa. Él hizo referencia a elementos de los que no se hablaba y obtuvo un eco social.

¿Qué diferencia encuentra entre el discurso político entre Estados Unidos y España?

En Estados Unidos se preparan desde pequeños. Y siendo muy buenos, siguen buscando entrenamiento cuando ya ocupan posiciones importantes. Es natural que envidiemos la comunicación de un líder, lo que no sabemos es el tiempo que dedicaba a sus discursos, a mejorar su ejecución. Tratamos de justificar los altos niveles de desempeño con el talento, pero lo que marca la diferencia es la práctica deliberada diaria.

¿El electorado prefiere un discurso simple o complejo?

El electorado quiere entender, creer y recordar. Quiere entender las cosas, sentir que tiene la información clara para tomar decisiones. Pero no confundamos hablar de forma sencilla con las ideas simples. Consiste justo en lo contrario. Consiste en tomar una idea poderosa y desmontarla para que las personas nos escuchen con atención hasta el final.

¿Los políticos se esmeran más en expresar ideas o ideologías?

A lo que más esfuerzo le ponen es a decir cosas, lo que van a hacer. En cada cultura se esfuerzan por hablar del puente que van a hacer, el parque o la carretera. Pero lo central no es eso, la cuestión es cómo va a ser tu vida con ese parque o cómo va a ser tu vida con ese puente. No es lo mismo el qué que el para qué. Se habla mucho de cosas y se olvida a las personas.

Usted también entrena a grandes líderes empresariales. ¿Qué diferencia hay con los liderazgos políticos?

Muchísimas. La mayoría de ellas vienen de qué procesos debe pasar una persona para liderar una empresa o un partido. No me voy a detener en esto, pero son muy diferentes, buscan y premian cualidades muy diferentes.

¿Qué es un líder sin capacidad de comunicación?

Lo mismo que un Iphone sin pantalla ni altavoces. El auténtico líder siempre, de un modo u otro, comunica, mueve a los demás. Puede no hablar bonito, pero siempre será efectivo, que es lo que se necesita para articular grupos u organizaciones. La comunicación acerca y facilita, pero al final siempre los hechos serán quienes juzguen.

¿Volverá pronto a Zaragoza?

En cuanto pueda. A ver a mi abuela, mis sobrinos y a mis padres.

Etiquetas
Comentarios