Despliega el menú
Internacional

Un futbolista nigeriano sufre en Irlanda un ataque con ácido como el del joven de Caspe

Tega Agberhiere, que también tiene 17 años, fue atacado en Waterford, ciudad irlandesa en cuyo equipo juega, y ha sufrido graves daños en el cuerpo, la cara y la vista. Sus agresores fueron detenidos y están en la calle. 

El futbolista Tega Agberhiere, de 17 años, sufrió un ataque con ácido en la ciudad irlandesa donde juega
El joven futbolista nigeriano Tega Agberhiere, de 17 años, sufrió un ataque con ácido en la ciudad irlandesa donde juega
WLR

Un joven futbolista nigeriano, Tega Agberhiere, de 17 años, ha sufrido un ataque con ácido similar al que provocó el viernes el ingreso en el hospital Miguel Servet de un joven de su misma edad de la localidad zaragozana de Caspe.    

El joven Tega sufrió ceguera temporal, además de daños en el rostro y el cuerpo, a consecuencia con el ataque con ácido en la ciudad irlandesa de Waterford (en cuyo equipo juega). Además de Agberhiere, otros dos jóvenes fueron atacados, si bien el nigeriano fue el que salió peor parado y tuvo que ser trasladado al hospital de Cork dada la gravedad de su situación. Afortunadamente, ya se encuentra fuera de peligro y los médicos han informado que podrá recuperar su vista con total normalidad.

El jugador de 17 años, que también fue probado en su día por el Tottenham y por el Crystal Palace, ha expresado que tuvo miedo a que las consecuencias del ataque hubiesen sido peores: "Debería poder ver de nuevo y espero que mi visión vuelva a ser como la de antes. No puedo describirlo, cuando llegué pensé completamente convencido que no volvería a ver nunca más".

Según informa el 'Daily Star', los protagonistas del ataque fueron cuatro jóvenes que,  si bien fueron detenidos poco después de cometer la acción delictiva, fueron puestos en libertad sin cargos instantes después.  Vecinos y amigos de Tega han puesto en marcha una campaña para recaudar fondos que ayuden a costear su estancia en el hospital y las intervenciones quirúrgicas que necesita.    

En el caso de Caspe, la Guardia Civil sigue buscando al encapuchado que cometió la agresión el pasado viernes, sobre las 15.00, y que causó las lesiones que llevaron a la UCI del hospital Miguel Servet de Zaragoza al joven. El menor caminaba por la calle cuando fue abordado, al parecer, por un individuo que se cubría la cabeza con una capucha y al que solo se le veían los ojos. Cuando estaba a su altura, le lanzó al rostro un líquido que luego resultó ser un ácido que le ha causado lesiones en el 70% de su cuerpo, en especial en la cara, el cuello y la espalda. El agresor, según informó la Guardia Civil, actuaba en solitario y rápidamente se dio a la fuga.

Etiquetas
Comentarios