Despliega el menú
Internacional

May pedirá la renegociación del acuerdo del 'brexit' pese a los avisos de la UE

"Nuestra posición es clara, el acuerdo no se renegocia", advierten fuentes europeas.

May, este lunes en la puerta de Downing Street.
May, este lunes en la puerta de Downing Street.
Hannah McKay/Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, ha avanzado que, con el objetivo de lograr el 'sí' de la Cámara de los Comunes al acuerdo de divorcio con la Unión Europea, planteará a Bruselas la posibilidad de reabrir el Tratado de Retirada, a pesar de que la otra parte ya ha dejado claro en reiteradas ocasiones que no cabe renegociación alguna.

May ha reconocido que persisten las suspicacias en torno al alcance que podría tener el plan de emergencia contemplado para la frontera irlandesa ('backstop' en la jerga comunitaria) y ha apuntado como vía de resolución la revisión de un Tratado de Retirada que en Bruselas no parecen dispuestos a tocar por ahora.

A horas de una votación clave en la Cámara de los Comunes, y ante el cada vez más plausible riesgo de que el Gobierno pierda el control del proceso, el Ejecutivo ha visto una posible salida en una enmienda lanzada por el diputado conservador Graham Brady y que propone que el 'backstop' sea reemplazado por "acuerdos alternativos para evitar una 'frontera dura'" entre Irlanda del Norte e Irlanda.

"Una votación de la enmienda Brady deja claro que el actual 'backstop' es la principal razón por la que la Cámara no apoya el acuerdo", ha explicado un portavoz de May en declaraciones a los periodistas, según la agencia de noticias Reuters.

La primera ministra ya ha trasladado a su Gobierno y a los miembros de la Cámara de los Comunes que solicitará a la UE la reapertura del Tratado de Retirada, al considerar que son necesarios algunos cambios legales de dicho texto. Según la radiotelevisión pública, BBC, May tiene previsto mantener contactos informales con dirigentes europeos este mismo martes.

El principal reto para el Gobierno llega también con otra enmienda, en concreto una que tiene como principales defensores a la laborista Yvette Coopere y al 'tory' Nick Boles. El Partido Laborista ya ha anunciado su apoyo a un texto que, de salir adelante, obligaría al Ejecutivo a retrasar el Brexit si los diputados no aprueban ningún acuerdo antes del 26 de febrero.

Hasta ahora el Gobierno se ha negado a aplazar la fecha de salida --el 29 de marzo de 2019-- y siempre había defendido el actual acuerdo como el mejor y único posible. May, que ha puesto en duda que la UE acepte una prórroga si esta no va acompañada de una hoja de ruta creíble, ha asegurado que esta enmienda no implica descartar la salida sin acuerdo contra la que se han pronunciado los laboristas.

May pide un candidato claro

La primera ministra ahora a volver a Bruselas con "el mandato más claro posible" por parte del Parlamento, por lo que ha instado a apoyar únicamente la enmienda Brady. El presidente de la Cámara, John Bercow, ha aceptado un total de siete para que sean sometidas a votación este martes.

"Tenemos la oportunidad de demostrar a la Unión Europea lo que hace falta para conseguir aprobar el acuerdo en la Cámara de los Comunes", ha defendido la 'premier' británica en el arranque de debate. En este sentido, espera pasar página a la "confusión, división e incertidumbre" que han imperado durante estos últimos meses.

"Acepto que la Cámara no quiere el acuerdo (...). La votación fue clara y la he escuchado. Ahora el mundo sabe lo que esta Cámara no quiere, (pero) hoy necesitamos enviar un mensaje claro sobre lo que sí queremos", ha apostillado May durante su alocución, en la que ha reiterado su intención de celebrar una segunda votación sobre el acuerdo "tan pronto como sea posible".

La UE no contempla renegociar

Horas antes del discurso de May, desde Bruselas se ha vuelto a dejar claro que el bloque no contempla reabrir las condiciones del acuerdo que está sobre la mesa, ni modificar las condiciones de la salvaguarda diseñada para proteger la frontera irlandesa.

"No es un día para Bruselas, en un día para Londres. Se celebra una votación esta noche y después, veremos", ha dicho el portavoz jefe de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, que se ha negado a "especular" sobre soluciones alternativas al acuerdo de divorcio, si finalmente May no logra desbloquear la situación en Westminster.

En todo caso, el portavoz ha reiterado que el Tratado de Retirada que ya ha sido rechazado en un primer voto por los parlamentarios británicos es el único acuerdo posible para la UE, porque fue el negociado con el Gobierno de Reino Unido y respaldado por los 27 líderes europeos.

Además de reiterar --como viene haciéndolo desde hace semanas, que el acuerdo "no está abierto a una renegociación", Schinas también ha recordado que el periodo transitorio de dos años que las partes acordaron para facilitar un Brexit ordenado está "vinculado" al propio acuerdo, y por tanto no existirá si decae el pacto.

Aunque Schinas no ha querido aclarar si May había hablado en las últimas horas con el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, sí ha dicho que éste está "permanentemente disponible y en contacto".

Oficialmente, no se espera que los representantes de la Unión Europea se pronuncien sobre el debate en curso en Londres hasta que concluya la sesión y la votación posterior, aunque fuentes europeas consultadas por Europa Press ponen en duda que la línea oficial difiera de la que se ha escuchado en los últimos días: "Nuestra posición es clara, el acuerdo no se renegocia".

Etiquetas
Comentarios