Despliega el menú
Internacional

La cumbre de Katowice sella las bases para activar el Acuerdo de París contra el cambio climático

197 países han logrado pactar el denominado 'libro de reglas' que regirá la lucha contra el calentamiento global durante las próximas décadas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres,y la secretaria ejecutiva de la ONU para el cambio climático, Patricia Espinosa en la COP24
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres,y la secretaria ejecutiva de la ONU para el cambio climático, Patricia Espinosa en la COP24
Efe

La comunidad internacional consiguió este sábado en la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia) sellar las reglas que permitirán aplicar el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Tras las unas negociaciones maratonianas que se han sucedido durante los últimos trece días, los representantes de 197 países han logrado pactar el denominado "libro de reglas" que regirá la lucha contra el calentamiento global durante las próximas décadas.

El acuerdo final incluye una referencia al informe científico que apela a la importancia de acometer cambios "urgentes y sin precedentes" para limitar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 grados, tras una gran controversia que amenazó con frustrar la cumbre.

“Tenemos una serie de decisiones que hacen operativo el Acuerdo de París y que son tremendamente robustas y operativas”, explicó la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Para Ribera, esta especie de hoja de ruta supone “un motor de cambio” que permitirá ir avanzando hacia una mayor ambición, en línea con el contenido de ese informe científico de Naciones Unidas (IPCC, en sus siglas en inglés).

Uno de los logros de este acuerdo ha sido el de establecer un conjunto de reglas comunes, un mecanismo de transparencia, para que cada país informe de sus avances en la lucha contra el cambio climático al resto de la comunidad internacional.

El anuncio del acuerdo de la cumbre de Katowice, que oficialmente debería haber terminado el viernes, se ha retrasado en varias ocasiones por la falta de consenso, fundamentalmente por la negativa a última hora de Brasil a una modificación del actual sistema que regula el mercado de carbono.

Etiquetas
Comentarios